DECLARACIÓN CRISIS “LA CRISIS EN NUESTROS BARRIOS”

0

Foro de Curas de Madrid
– Autor: Foro de Curas de Madrid –
 
PRESENTACIÓN

Al elaborar este documento tenemos delante las víctimas de la crisis, rostros concretos de personas y familias de nuestros barrios; la situación angustiosa de muchas familias con varios o todos sus miembros en paro y que ya han agotado el seguro de desempleo; el aumento de personas que acuden a los servicios sociales de Caritas en demanda de ayuda de lo más básico; la situación desesperada de familias que han visto duplicarse las hipotecas de su piso y se ven en la calle. La crisis económica la están pagando, como es habitual, los grupos mas débiles que poseen menos recursos económicos, políticos, laborales y sociales: Ante una crisis de estas características, nos hacemos muchas preguntas: ¿Cómo hemos llegado hasta aquí? ¿Cómo se ha realizado el crecimiento económico en estos años pasados?, ¿Cómo se ha distribuido?, ¿Cómo se ha originado la crisis?. Ahora que hay apretarse el cinturón: ¿Quién va a pagar los platos rotos ?, ¿Cómo se van a distribuir los esfuerzos?, ¿Cuáles son los derechos de los trabajadores, de la gente de nuestros barrios?, ¿Cuáles son las prioridades de los gobiernos?, etc. etc. Desde este lugar social, desde nuestros barrios, el Foro de Curas a lo largo de estos meses hemos querido “interpretar el tiempo presente” (Luc. 12 / 54-56); hemos estudiado con la ayuda de las ciencias sociales los perfiles de la crisis económica .Y éste es el fruto que os ofrecemos de nuestra reflexión.

A. DIAGNÓSTICO DE LA CRISIS

a. El modelo de crecimiento Durante el periodo 1980-2005 hemos asistido a un crecimiento generalizado de la riqueza en nuestras sociedades . En España se ha dado en un contexto económico en que el complejo “capital financiero – especulación inmobiliaria – industria de la construcción” ha sido determinante. Ha sido el factor básico para que en 2007 la economía española llevara 14 años creciendo de forma sostenida a un ritmo superior al crecimiento medio de los países de la U.E. Pero este crecimiento no se realizado sobre bases sólidas y justas. Se ha montado sobre la desregulación de los mercados laborales y financieros, el aumento de la regresividad fiscal (con políticas fiscales claramente favorables al mundo empresarial y a las rentas superiores), la privatización progresiva de los servicios públicos, y el desarrollo de políticas monetarias que han favorecido al capital financiero (los bancos) a costa del mundo productivo. Como resultado de tales políticas ha habido en la mayoría de países de la UE una creciente precarización de las condiciones de trabajo y un descenso muy marcado de las rentas de los trabajadores en el porcentaje de la renta nacional . En el promedio de los países de la eurozona, las rentas del trabajo pasaron de representar el 70% de la renta nacional en 1992, a un 62% en el año 2005. (Vicens Navarro, “La situación social en España”, Ed. Biblioteca Nueva, 2006) Tampoco en nuestro país el crecimiento ha favorecido a todos. Los precios de la vivienda subieron astronómicamente y las clases populares tuvieron que endeudarse en extremo. Entre 1999 y 2006, las empresas españolas han visto aumentar sus beneficios netos en un 73 %, más del doble que la media de la U.E. (33 %). Mientras en la U.E. el peso de las rentas salariales en el PIB ha caído 2 puntos porcentuales entre 1997 y 2006, en España la caída había sido de 5,5 puntos

b. Los inmigrantes en nuestro crecimiento

_ Los inmigrantes: La incorporación de los inmigrantes a nuestra sistema productivo ha influído considerablemente en este crecimiento económico . Su oferta de mano de obra ha sido aún más barata que la autóctona: el salario medio percibido por los trabajadores inmigrantes ha sido en 2007 de 11.000 euros al año, mientras que el salario medio en España ese año era de 19.000 euros. Los trabajadores extranjeros ganan un 43 % menos que los españoles y trabajan en condiciones más precarias: con contratos temporales un 62 % , mientras que la media española está en torno al 30 %. Como consecuencia, según estudios realizados por la Oficina de la Presidencia del Gobierno, de la O.C.D.E., de los Bancos y Cajas de Ahorros, se calcula que el 30 % del aumento del P.I.B. entre 1995 y 2005 se puede atribuir al trabajo de los inmigrantes. En cuanto a las finanzas públicas: en el año 2005, por ejemplo, se puede atribuir a sus cotizaciones la mitad del superávit que se logró en las cuentas públicas porque aportan más de lo que reciben. _ Sus países de origen: Han colaborado también en nuestro crecimiento en primer lugar con la crianza y educación de los inmigrantes, que ha supuesto un gasto público para sus Estados del que nos beneficiamos nosotros. También con el mantenimiento de inversiones de las empresas multinacionales españolas, particularmente en América Latina. “El mercado latinoamericano aportó en 2005 el 40% de los beneficios del BBVA, el 35% de los del Santander, el 41% de los de Telefónica, el 45% de los de Repsol, el 23% de los de Endesa. Y los ingresos latinoamericanos de esas empresas equivalen al 5,2% de nuestro P.I.B ” (José Luis Barbería, ”España se la juega en América”, “El País”,13-3-2006) . “Un 10% del conjunto del PIB español se ha generado estos últimos años en Iberoamérica” (“El País”, Editorial, 17-5-2009) Con las relaciones comerciales asimétricas: “Europa pretende imponer a todos los países de América latina y del Caribe el cese de las subvenciones que podrían permitir el desarrollo de los productos locales, (¡pero rechaza hacer lo mismo con sus propios productos). Tales Tratados arruinan a estos países y están en el origen de la emigración.” (Representante boliviano en las negociaciones entre América latina y la U: E., 9-8-2008”). Sobre los países del África Subsahariana, en relación con los recursos pesqueros, por ejemplo: “Se está dando una sobreexplotación por parte de la U.E. (particularmente España) de su pesca en los caladeros de África Occidental (Senegal, Mauritania…), países para los que los productos pesqueros representan hasta el 50% de sus exportaciones,.” (“Le Monde Diplomatique”. Sept. 2007,) 25.- En cuanto a la situación en El Congo decíamos: “Esta feroz guerra está movida por los intereses económicos de grandes empresas multinacionales de los países ricos. Estas empresas se vienen enriqueciendo de manera ilegal desde hace muchos años con la explotación y el comercio de las enormes riquezas minerales de estas zonas del Congo: oro, cobalto, cobre, estaño (casiterita), diamantes, wolframita, uranio… y en especial coltán…. .” (Declaración del Foro Curas de Madrid “Ante la guerra de El Congo”).

c. La privatización del crecimiento Se deduce de lo dicho y lo refleja el “Informe Foessa sobre Exclusión y Desarrollo Social en España 2008” : la pobreza y las desigualdades no disminuyeron en la última década en España pese al crecimiento económico. ¿Cuáles han sido los mecanismos por los que se han ido distribuyendo de manera desigual los beneficios de este crecimiento económico?. _ Subida de precios : En cuanto al aumento desmesurado en los precios de productos de primera necesidad: el nulo control público de las subidas astronómicas en los precios de la vivienda. O la ausencia de mecanismos correctores en la cadena que va del productor al consumidor en los de alimentación. _ Economía sumergida: Una estimación de la Comisión Europea en 2002 la cifraba en el 23 % del P.I.B. para el caso español) “La crisis ha empujado a la economía sumergida a unos 500.000 inmigrantes, según los cálculos del secretario general de CC OO, Ignacio Fernández Toxo. durante una conferencia en el Club Siglo XXI” (“El País”, 22-5-2009). _ Rebajas de impuestos: “La media de presión fiscal en la Europa de los 15 es 5 puntos superior a la de España”, y la media del gasto social en estos países es 6 puntos superior a la española. ” (Comunicado de “Attac-Madrid”, 9-12-2007) _ Fraude fiscal: Según un Informe de GESTHA (Técnicos Hacendistas de la Agencia Tributaria del Ministerio de Economía y Hacienda) el fraude fiscal en España en 2005 se elevó a 88.617 millones de euros. ( Vicens Navarro, 31-8-2008) _ Paraísos fiscales: “Las empresas españolas tienen 6.000 millones en paraísos fiscales. (Datos oficiales de la Sociedad de Inversiones Extranjeras del Ministerio de Industria. ”.. (“El País”, 29-10-2007). De las 35 empresas del IBEX, 24 operan, según el último Informe del Observatorio de la R.S.C. (http://www.observatoriorsc.org) en paraísos fiscales. La Securities Exchange Commision norteamericana (equivalente a la CNMV española) asegura que el Santander en el 2007 tenía 33 sociedades en paraísos fiscales con un total de capital y reservas que rondaba los 5.000 millones de euros (Jiménez Villarejo, exfiscal anticorrupción,”El Periódico”,7-12-2008) “Los organismos internacionales calculan que hay entre cinco y siete billones de dólares depositados en los paraísos fiscales -una cuarta parte de la riqueza mundial, según el Fondo Monetario Internacional(FMI)- (“El País”,28-2-2009)

d. La actual crisis económica Así pues, la disminución de las rentas del trabajo como porcentaje de la renta nacional se ha hecho a costa de un crecimiento muy acentuado de las rentas del capital, y en especial del capital financiero, especulativo. Este crecimiento de las rentas superiores significó, sin embargo, un aumento del ahorro más que del consumo. Durante estos años las instituciones financieras invirtieron no tanto en la economía productiva (donde el descenso de la demanda estaba mermando los beneficios), sino en actividades especulativas como las inmobiliarias, donde los beneficios alcanzaron dimensiones exuberantes. Los consumidores, por su parte, han recurrido a un endeudamiento exagerado promocionado por la facilidad con que las entidades financieras han concedido sus créditos. En los último años estas entidades han prestado mucho dinero a tipos de interés bajos, en muchos casos sin apenas garantías sobre su devolución a particulares y empresas. Así pues, esta crisis tiene su origen, principalmente, en el ansia incontrolada de beneficios de los bancos y grandes grupos que dominan las finanzas internacionales. Estos crearon productos financieros extraordinariamente volátiles, arriesgados y muy rentables para ellos, aunque escasamente improductivos y profundamente desvinculados de la economía real que satisface las necesidades humanas. Y la crisis ha sido acelerada y aumentada como consecuencia de que los bancos centrales se han doblegado ante las demandas de los poderosos y han permitido sus “chanchullos de ingeniería financiera”

e. Perspectivas de futuro Ahora el complejo “bancario-inmobiliario-construcción” en nuestro país tiene en sus manos nada menos que 1,6 millones de viviendas que no se venden. La calidad de los activos bancarios se deteriora como consecuencia del incremento de la morosidad y por el descenso del precio de sus activos. La desconfianza se adueñado del horizonte económico y las entidades financieras no canalizan el crédito hacia los particulares y las empresas a pesar de que los gobiernos las están apoyando con el dinero público para que se pueda reactivar la actividad económica. Conclusión:“La crisis es el claro resultado de un modelo de crecimiento inadecuado. Era un crecimiento que favorecía las desigualdades y aniquilador además del medio ambiente. Lo que algunos han enunciado como crisis financiera es mucho más que eso: es una crisis global, El sistema financiero ha engordado y se ha beneficiado durante años basándose en prácticas en las que ha predominado el enriquecimiento rápido y fácil. Esta crisis no se puede solucionar sólo con medidas de política económica, sino que es necesario plantearse otros modos de crecer y consumir. ( Carlos Berzosa catedrático de Economía Aplicada y rector de la Universidad Complutense de Madrid, “Crisis financiera, crisis global”, “El País”, 10-2-2009)

f. Programas socio-políticos Ante esta situación, estas son las propuestas socio-políticas que se están haciendo: _ Neoliberales : La intervención del Estado habrá de ser transitoria y simplemente para corregir la situación actual y restaurar la dominación del mercado global. Proponen políticas de austeridad del gasto público con reducción de los salarios, reducción del sector público, de la sanidad, la educación, los servicios y prestaciones sociales públicas. Piden continuar con las políticas privatizadoras para tener más espacio de negocio privado.. Piden el abaratamiento del despido. Estimular la economía a base de reducir impuestos: reducir los impuestos directos que afectan más a los ricos y aumentar los de la población en general por la vía de los impuestos indirectos. _ Social-demócratas: La solución para reactivar la economía productiva y disminuir el desempleo es incrementar la demanda a base de aumentar los salarios, el gasto público de manera notable y garantizar los derechos laborales. Aumentar la protección social y corregir el déficit de gasto público social que todavía existe en España en relación con la media europea. Aceptan una economía de mercado pero un mercado vigilado, regulado, intervenido, controlado socialmente por las instituciones del Estado, que distribuya equitativamente los beneficios, corrigiendo las desigualdades que el funcionamiento del mercado provoca, con el establecimiento de impuestos fuertes y más equitativos. _ Anticapitalistas: Ante la crisis que estamos viviendo del capitalismo salvaje, ya hay voces que plantean si no habrá llegado el momento de dar otro enfoque al sistema productivo. Para responder a las necesidades básicas de la humanidad, ¿qué hemos de producir? ¿para qué? ¿para quiénes?. Todos los millones que Occidente está volcando para salvar sus instituciones financieras no sirven de nada frente a una crisis mucho mayor: hay mil millones de personas al borde de la muerte por inanición. Ésa es la verdadera crisis, la verdaderamente grave. Abogan por un desarrollo socio-económico equitativo y ecológicamente sostenible. La crisis puede resultar una oportunidad para el cambio de modelo socio-económico, una nueva concepción del desarrollo. Para ello hay que poner la banca y los sectores estratégicos de la economía al servicio de la comunidad humana. El Estado debe tomar el control de los mecanismos financieros. Es preciso democratizar realmente nuestras sociedades para que las cuestiones económicas que resuelven los gobiernos formen parte también (al revés de lo que hoy día sucede) de la agenda de asuntos sobre los que los ciudadanos podemos decidir.

B. ORIENTACIONES Y PROPUESTAS

a. Orientaciones Aunque no tenemos ninguna competencia político-partidista como cristianos, sin embargo podemos decir una palabra propia en el debate social y político, ya que las realidades económicas y sociales no funcionan, como la física, por leyes inmutables y únicas. Aunque tienen su lógica propia y sus exigencias científicas, están también sometidas a condicionamientos humanos y sociales, a intereses personales y de grupo, cuyas perspectivas determinan también los análisis de la realidad y las medidas que hay que tomar. Y es sobre este nivel de las decisiones morales y las implicaciones que éstas tienen en la organización de la sociedad, sobre el que la Iglesia puede decir su palabra. _ Lectura bíblica: – “Crisis”, en el vocabulario bíblico, significa “mutación grave que sobreviene en una enfermedad para mejoría o empeoramiento”, enfermedad de las personas o de los grupos humanos, “momento decisivo en un asunto de importancia”. La crisis pone de manifiesto algo que estaba ya en la realidad pero permanecía oculto. Puede ser vivenciada, por consiguiente, al mismo tiempo como un peligro y como una oportunidad para profundizar en los problemas y encontrarles una solución a largo plazo, cambiar de rumbo la marcha de las personas y las comunidades humanas.

_ Doctrina Social de la Iglesia : Ya en el año 1987, en plena euforia neoliberal, Juan Pablo II advertía en su encíclica “Sollicitudo Rei Socialis”: “ Por tanto, hay que destacar que un mundo dividido en bloques, presididos a su vez por ideologías rígidas donde en lugar de la interdependencia y la solidaridad, dominan di¬ferentes formas de imperialismo, no es más que un mundo sometido a estructuras de pecado”… “dos parecen ser las más características: el afán de ganancia exclusiva, por una parte; y por otra, la sed de poder, con el propósito de imponer a los demás la propia voluntad a cualquier precio. ” (nº 37) Y Benedicto XVI hablando recientemente sobre esta crisis, dice que “. La avaricia humana es idolatría que va contra el verdadero Dios y es falsificación de la imagen de Dios con otro dios, Mamón.” Y así el Consejo Pontificio “Justicia y Paz”, en su Documento sobre la crisis financiera del 24-11-2008 propone un nuevo pacto financiero internacional con los elementos siguientes: – Prioridad del valor-trabajo: “La crisis financiera es el resultado de una praxis cotidiana que tenía como punto de referencia la absoluta «prioridad del capital.”- Coordinación internacional: “La crisis ha traído indudablemente a primer plano la urgencia de encontrar nuevas formas de coordinación internacional en materia monetaria, financiera y comercial”. .- La financiación del desarrollo: “Sólo destinando recursos -públicos pero también privados- al desarrollo «real» se podrá reconstruir un sistema financiero sano, capaz de rendir de verdad” … – Cambio de corazón: “ Es necesario llegar al ser moral más profundo de las personas, es necesaria una educación real en el ejercicio de la responsabilidad hacia el bien de todos, de parte de todos los sujetos, a todos los niveles” .- Principio de subsidiariedad: Asumir las propias responsabilidades. Será necesario volver a insistir en la participación ciudadana en las plataformas que cada uno considere accesibles. Difícilmente los responsables políticos actuarán persiguiendo el bien común si no existe un tejido social responsable y consciente que se lo exija. – Principio de universalidad: Es preciso buscar el bienestar universal frente a las soluciones nacionalistas, corporativas, al encerrarse cada uno en sus propios intereses de país, de grupo.

b. Nuestras propuestas En consecuencia. el Foro “Curas de Madrid”, teniendo en cuenta el diagnóstico hecho y las orientaciones señaladas, ofrecemos algunos criterios para orientarnos en las ofertas de tipo socioeconómico que se están haciendo y algunas propuestas educativas.:

1. Criterios socio-políticos: – Por solidaridad humana y conciencia cristiana, no podemos aceptar que los costes de la crisis carguen una vez más sobre los más empobrecidos de la sociedad – Un buen número de expertos en economía aseguran que, mejorando el nivel de vida de la mayoría de los ciudadanos, sus condiciones de trabajo y sus derechos laborales hay salidas a la crisis . Más aún, que una economía productiva y saneada a largo plazo se consigue mejor de esta manera. Nuestra conciencia ética no resulta así algo meramente utópico, sino que cuenta con una base en estas propuestas de los expertos. – No podemos admitir que se trate a los trabajadores inmigrantes, con o sin papeles, como mera mano de obra barata, de los que se prescinde cuando ya no nos son útiles; a los que se acosa policialmente; para los que se prepara unas leyes de “extranjería” que los mantienen en un estatuto de “no-ciudadanos”. Ellos y sus países han participado en nuestro crecimiento económico. Tienen todos los derechos a participar en su distribución y a la participación socio-política en una sociedad en cuyo crecimiento han colaborado. – Consideramos indecente que a los que han estado en el origen de la crisis, se han enriquecido antes y se siguen enriqueciendo ahora, sea prácticamente a los únicos que se tiene en cuenta a la hora de tomar las medidas necesarias para salir de ella. – Consideramos indecente que mientras las instituciones financieras consiguen préstamos baratos, gracias a los presupuestos del Estado, presten con unos tipos de interés mucho más elevados. Siguen haciendo buenos negocios con un dinero de origen público que se les presta para que a su vez lo canalicen a particulares y empresas. – Consideramos indecente que , mientras se vuelve a hablar de congelar pensiones, de los problemas que pueden surgir en el Presupuesto de la Seguridad Social, del riesgo de aumnetar desproporcionadamente el déficit del Estado para cubrir el gasto público, la protección social, etc. etc. no se haga nada para recuperar los miles de millones de euros que desaparecen de las arcas públicas por no controlar de manera eficaz la economía sumergida, el fraude fiscal, los paraísos fiscales, etc. etc. – Consideramos que el Estado, como representante de los ciudadanos, ha de regular el funcionamiento del mercado de manera que sea un instrumento para el bien común. El criterio del máximo beneficio para el capital no puede ser el último y, a veces, único criterio para organizar la producción y distribución de bienes y servicios. – Creemos que la crisis es una buena ocasión para replantear algunas cuestiones que no admiten más demora: ¿para qué y para quién se produce? ¿en qué condiciones laborales y medioambientales se hace? ¿cómo reconvertir el sistema productivo global y las instituciones internacionales para que se respeten de manera efectiva los derechos humanos de todos los habitantes del planeta? ¿ cómo construir una democracia social, global, participativa que tenga en cuenta la opinión y los intereses de los pueblos? etc. etc. … – Creemos que es urgente plantearse nuevos modos de crecer, distribuir y consumir a nivel global, favoreciendo la satisfación de las necesidades sociales antes que el desaforado consumo privado e introduciendo perspectivas ecológicas y sociales. – Consideramos necesario establecer relaciones comerciales justas con los países del Sur. – Apoyamos las diversas iniciativas que están tomando los responsables e instituciones diocesanas para paliar en la medida de lo posible las consecuencias de la crisis en la vida de las familias. – Pero al mismo tiempo lamentamos el “silencio clamoroso” de nuestros obispos, que no nos están ofreciendo orientaciones y criterios ante esta situación que afecta a tan amplias capas de nuestra sociedad y de nuestra comunidad católica madrileña . Y no entendemos su presentación pública presidiendo la Fundación “Madrid Vivo” que pretende: “ buscar soluciones a las raíces morales y espirituales de la crisis, para contribuir a que la capital de España sea la ciudad de los valores, más allá del materialismo economicista” en compañía de los presidentes de la CEOE, Banco Santander, BBVA, La Caixa, Iberdrola, Abengoa, ABC, la COPE; Intereconomía, etc. etc. Estas instituciones han mantenido y siguen manteniendo unos “dogmas” económicos neoliberales y unas prácticas financieras que están en el origen de la crisis, creemos que no tienen en cuenta las orientaciones de la Doctrina Social de la Iglesia y están en contradición con la misma declaración de principios de la propia Fundación. – Por nuestra parte, nos comprometemos a colaborar ofreciendo el 5 % de nuestro sueldo mensual para hacer frente a situaciones de extrema y urgente gravedad que acuden a nuestras parroquias. – Expresamos asimismo nuestra voluntad de no cumplir aquellas disposiciones de la futura Ley de Extranjería que , si se mantienen en los mismos términos del Borrador hecho público, creemos que no respetan una serie de derechos básicos.

2. Propuestas educativas: La crisis está poniendo de relieve además una serie de actitudes básicas ante la vida (“pecados capitales-capitalistas”) de los que todos participamos, que respiramos como nuestro aire, nuestra “matriz cultural”, aunque es claro que se personifican de manera más alarmante y con consecuencias más graves en algunos responsables económicos o políticos. Denuncia profundas patologías y contravalores de nuestra sociedad que originan comportamientos muy perjudiciales para el bien común y de los propios individuos, y nos revela la urgencia de educar en otros valores y actitudes : – Educar en una actitud profética: La actitud profética nos impulsa a mantener la esperanza de que Dios no abandona nunca a su pueblo e interviene en su historia. – La actitud profética nos mantiene lúcidos, realistas, conociendo la situación, vigilantes, con espíritu crítico Actitud profética con la palabra y con los hechos, avalada por nuestro propio testimonio como cristianos personal y comunitario – Educar en la sobriedad: (Tito, 2, 11-12). Una “vida sobria”, contentándonos con utilizar los recursos suficientes para vivir con dignidad, (Pr 30, 7-9)”. Una “vida honrada” en el ámbito de lo económico, no con trampas, con atajos, con especulación. Una “vida religiosa”: adoptar una orientación global de la existencia que, frente al bienestar, al individualismo posesivo, como único horizonte que hoy predomina en nuestra sociedad, coloque el fundamento radical de la vida – su origen y meta- en el Dios Padre de Jesucristo. (Sant. 1 / 27) – Educar en la solidaridad: La solidaridad intragrupal: apoyo familiar, de grupo de los más cercanos. Pero también solidaridad intergrupal, actuando como ciudadanos que están construyendo una nueva ciudadanía, una sociedad abierta que afronta comunitariamente los problemas que son comunes, en los barrios, en los sindicatos, partidos, movimientos. – Educar en la acción: Curar nuestra parálisis y la parálisis de la gente (Hc 3, 1-10) y animarnos a ponernos en pie y echar a andar, a hacer manifiesta la presencia y poder del Dios de la vida. Habremos de actuar más como “educadores” que como “benefactores” (Lc 22, 25-26 ): Educar personas nuevas, con un nuevo corazón, un nuevo espíritu para crear “unos cielos nuevos y una nueva tierra donde habite la justicia” (I P 3, 13 – 14) Educar desde y para la acción: será preciso despertar la inquietud social, recuperar la participación, particularmente por parte de aquellos que más lo están sufriendo, la gente de nuestros barrios.

CONCLUSIÓN

Parece claro que “el tiempo que vivimos” es un tiempo crítico. Ello nos urge a situarnos de una manera lúcida, creativa, responsable: – “ La crisis es la mejor bendición que puede sucederle a personas y países, porque la crisis trae progresos. La creatividad nace de la angustia como el día nace de la noche. Es en la crisis donde nace la inventiva, los descubrimientos y las grandes estrategias. El problema para las personas y los países no son la crisis sino la pereza para encontrar salidas y soluciones. Es en la crisis donde aflora lo mejor de cada uno”. (Einstein) – En medio de la crisis Dios sigue presente, recreando el mundo y la ciudad de los hombres: “ Vi entonces un cielo nuevo y una tierra nueva … Y vi bajar de junto a Dios a la ciudad santa, la nueva Jerusalén … Y oí una voz potente que decía : “Esta es la morada de Dios con los hombres; él habitará con ellos y ellos serán su pueblo … El enjugará las lágrimas de sus ojos, ya no habrá muerte ni luto ni llanto ni dolor”… Y el que estaba sentado en el trono dijo : “TODO LO HAGO NUEVO” (Apoc. 21 / 1-5)

FORO “ CURAS DE MADRID” Mayo – 2009

(Esta Declaración es resumen de un Documento más amplio -“La crisis en nuestros barrios” – donde se desarrollan cada uno de sus puntos, que podeis encontrar en www.forocurasdemadrid.org