LA RED DE APOYO FERROCARRIL CLANDESTINO Y LA ASOCIACIÓN “SIN PAPELES” DE MADRID

Varios Autores

Éxodo 96 (nov.-dic.’08)
– Autor: Varios Autores –
 
La génesis de Ferrocarril clandestino se produce en el año 2005 a partir de una caravana de solidaridad con los migrantes que intentan el salto a la valla de Ceuta y que son duramente reprimidos, detenidos y muchos de ellos enviados en autobuses al desierto, en la frontera con Argelia. Al regreso de aquella aventura, muchos de los que participamos en ella nos planteamos seguir organizados como red de apoyo y acción colectiva contra la política de fronteras y de apoyo a los migrantes.

Partimos de una convicción: el rechazo a la Ley de Extranjería española y, en general, la política migratoria europea por su negación de los derechos fundamentales a quienes inmigran colocándoles en situaciones de extrema vulnerabilidad. Como red pretendemos crear un espacio ciudadano de apoyo entre autóctonos, inmigrantes sin papeles e inmigrantes con papeles para contrarrestar esa vulnerabilidad en el día a día, crear vínculos y entendimiento mutuo y, poco a poco, construir alianzas que nos permitan actuar juntos, en batallas grandes y pequeñas, contra las formas de apartheid legal, laboral y social que se están creando en nuestras ciudades.

No somos una ONG, ni ofrecemos asistencia de ningún tipo, somos una red basada en la reciprocidad, en el intercambio, de modo que quien recibe ayuda un día puede ofrecerla al día siguiente. Aspiramos a hacer movimiento con todos aquellos, individuos o grupos, que, con independencia de su origen, sienten la urgencia de actuar frente a las formas cada vez más brutales de discriminación y arbitrariedad que está generando.

Ferrocarril está formado por distintos vagones, algunos de ellos vinculados a las oficinas de derechos sociales de los Centros sociales autogestionados como Patio Maravillas, o Seco, a radios alternativas como “Sin fronteras”, o a colectivos de Lavapiés como “Agencias precarias a la deriva” o Centro de Acogida e integración San Lorenzo. Buscamos la creación de un “nosotras” mestizo e intercultural, donde los migrantes sean los auténticos protagonistas de sus luchas. Hacemos política en lo cotidiano denunciando las situaciones injustas a partir de los hechos concretos con que nos vamos encontrando y vamos forzando alternativas posibles desde la organización colectiva. Los ejes en los que se sustenta la red son la asamblea mensual y las comisiones. Las comisiones son grupos de trabajo que surgen a partir de realidades concretas donde decidimos intervenir. Actualmente las comisiones en las que estamos funcionando son:

- Comisión “Bangla”. Nace a partir del apoyo a la lucha de un campamento de bangladeshis, escondidos en los montes de Ceuta para evitar la deportación y que finalmente, tras una acción política llevada acabo en diferentes frentes —sensibilización y protestas en la calle, encierros en Extranjería y en San Carlos Borromeo, negociaciones políticas y sobre todo la resistencia de los propios banglas en el monte en condiciones absolutamente infrahumanas—, conseguimos su traslado a la Península y la obtención de su permiso de residencia por razones humanitarias. Recientemente la Comisión Bangla se ha centrado en apoyar sindicalmente a algunos banglas ante las situaciones de explotación laboral a las que se ven sometidos en las cadenas de hostelería donde trabajan, entre ellas Kebah Estambul. Actualmente la comisión acompaña el proceso de puesta en marcha de una asociación de bangladeshis en lucha por sus derechos: “Dhuki Bangla“

- Comisión Anti-CIE (Centros de Internamiento de Extranjeros). Está integrada en la plataforma anti-CIE. Nuestro objetivo es denunciar el vacío legal que reina en estos centros, y así como la vulneración de los derechos que sufren los migrantes allí retenidos y en muchos casos deportados. A través de talleres y de visitas realizamos los seguimientos de las personas y el registro de situaciones de violación de derechos humanos. Nuestro objetivo fundamental es exigir el cierre de los CIES. La consigna “Cerremos nuestros Guantánamos” ha sido el lema de muchas de las movilizaciones callejeras y actos de protesta que desde que nos pusimos en marcha venimos organizando.

- Asesoría Mantera. Nace en el verano del 2007 a partir de la puesta en marcha de un taller de derechos para vendedores callejeros. A partir de los vínculos generados por este taller surgió la idea de crear el “Punto Mantero”, un espacio de organización entre “tops mantas” con formato de “asesoría” pero no limitada a lo meramente legal sino con la pretensión de acentuar sobre todo la organización colectiva y el que la gente adquiriera sus propias herramientas para hacerse cargo de sus asuntos legales. Actualmente por el Punto Mantero han pasado más de 100 personas y se han llevado más de 300 expedientes. De ella ha nacido la asociación Sin Papeles de Madrid.

- Asociación “Sin Papeles” de Madrid. Nace de la convicción de los manteros de que la solución a sus problemas no puede ser individual sino desde su propia acción organizada, su visibilidad y la reivindicación de sus derechos humanos. Tiene como referente la Asociación Sinpapeles de Tarrasa, y “le Novene Colective“ en Francia. La asociación está formada actualmente por hombres y mujeres de Senegal, Mauritania, Guinea Conakry, Gambia, Bangladesh, etcétera, con papeles o sin ellos pero con la convicción de poder y querer hacer algo en la lucha por los derechos de las personas sin papeles, siendo ellos los principales protagonistas. La Asociación salió a la calle el 16 de octubre con una marcha-homenaje a los desaparecidos en el Estrecho que recorrió el centro de Madrid bajo el grito de Mboolo Moy Doole (“la unión hace la fuerza”, en lengua woolof) y en el que participaron más de 1000 sinpapeles.

Actualmente, junto con Ferrocarril, la Asociación está llevando a cabo una campaña de petición de indulto para cinco africanos que tienen penas de cárcel por un delito contra la propiedad intelectual e industrial (venta callejera) y otra de recogida de firmas, mesas de diálogos y propuestas con jueces y fiscales a propósito de la despenalización del top manta.