sábado, noviembre 28, 2020
Inicio A fondo RELIGIÓN Y MERCADO

RELIGIÓN Y MERCADO

números 78-79 (marzo-junio ’05)
– Autor: Jung Mo Sung –
 
En un Artículo recientemente publicado Jung Mo Sung, teólogo laico brasileño de origen coreano, afirmaba: “Las ciencias económicas tratan propiamente de la producción, distribución y consumo de los bienes materiales. Y, precisamente porque tratan todos los elementos materiales que necesitan las personas humanas para vivir con dignidad, es preciso que la Teología se ocupe de ellas. Nuestro Dios se revela como el Autor de la vida humana y los que creemos en este Dios de la Vida, tenemos que defender la dignidad de este don en nombre de nuestra fe.

Las ciencias económicas, como todas las ciencias humanas, no son, como las ciencias naturales, ciencias exactas. Están fundadas en ciertos presupuestos filosóficos, metafísicos y teológicos. La economía es un producto social y trata de las cuestiones relativas a la vida humana y social. Y ahora encontramos que, sin utilizar lenguaje mítico – religioso, los economistas neoliberales proponen realmente una «teología del mercado».

Jung Mo Sung, vitalista y creativo, tuvo una sugerente aportación al 1 FMTL que a continuación ofrecemos en forma de esquema.

I. Crítica al mercado desde la religión

Cuando se analiza críticamente la relación entre la religión y el mercado, o cuando se critica el mercado o el sistema de mercado a partir de los valores ético-religiosos, es preciso tener en consideración algunas cuestiones:

1. Las grandes religiones surgieron y fueron sistematizadas en las sociedades premodernas, de economía más simple y defendieron valores comunitarios. En cuanto que el actual sistema económico es amplio, complejo, moderno (en el sentido en que busca la novedad y el progreso) e impersonal (no comunitario): los valores de solidaridad, justicia económica y social, etc., propuestos por las religiones, fueron, en su mayoría, elaborados en un mundo premoderno, con fuerte connotación “intencional” en relaciones intersubjetivas; en tanto que en sociedades amplias y complejas las relaciones económicas y sociales son mediadas por instituciones impersonales y auto-organizadoras. Por esta razón la Teología de la Liberación creo la noción de pecado estructural, pecado que no está en la esfera de las intenciones o de las relaciones interpersonales.

Artículo completo en edición impresa. Pídela aquí

Buscador

Los más populares

¿Democracia y des- igualdad?

Miguel Ángel de Prada   RODRIGUEZ LÓPEZ, E., LA POLÍTICA CONTRA EL ESTADO. Sobre la política de parte, Traficantes de sueños, Madrid 2018. Quizá se haya encontrado...

¡A ‘esa derecha’ no están los cielos¡

Miguel Ángel de Prada Últimamente la COVID-19 lo invade todo. Hablan de ella políticos, intelectuales, famosillos y hasta cardenales. Y, ¿dónde encontrar mejor cátedra que...

Por qué Black Lives Matter es el último antídoto contra el Trumpismo

Tim Libretti Escritor y profesor (Chicago) Encuestas recientes indican que un número abrumador de estadounidenses, cerca del 75%, apoyan las protestas, inspiradas en el asesinato de...

Movimientos ciudadanos postcoronavirus

Movimientos ciudadanos postcoronavirus Carta contra el Hambre Alianza Global Convida20 Evaristo Villar Son muchas las personas, entre ellas el papa Francisco, preocupadas por el panorama desolador que está...

Comentarios recientes