viernes, agosto 19, 2022
InicioEditorial¿REHENES DEL CAPITALISMO?

¿REHENES DEL CAPITALISMO?

Exodo 107 (ener.-febr) 2011
– Autor: Editorial –
Ante los fenómenos que está produciendo esta crisis holística de principios del tercer milenio y que afecta principalmente al mundo occidental, muchas personas se están preguntando: ¿estamos llegando al final del capitalismo? La tesis de Manuel Wallerstein, planteada hace ya muchos años, se pone de actualidad porque el sistema toca ya unos límites, económicos y ecológicos, que son infranqueables.

La crisis está acelerando el desmantelamiento del Estado de Bienestar: se limitan los derechos civiles y sociales (empleo, educación, salud, pensión, vivienda); se incrementa el apoyo a los mercados y al sector financiero (libertad plena del capital y creciente fragilidad del sector laboral); se degrada la práctica política reduciéndola a mera gestión de la economía y las finanzas privadas; repunta la extrema derecha; se rechaza a los inmigrantes y otras minorías marginadas. La ciudadanía se estremece ante estas transformaciones pero se encuentra perpleja y perdida, acosada por unos medios de comunicación domesticados por el poder.

Por otra parte, esta situación está invirtiendo los valores. El individualismo se impone sobre el sentido social y comunitario de la vida; el consumo abusivo sobre la necesidad y la utilidad; el mercantilismo sobre la gratuidad y el respeto a la Tierra; la corrupción, la usura y la doble moral sobre la ética; el poder y el armamentismo sobre la igualdad y la paz; el vivir bien, en definitiva, sobre el buen vivir.

Ante un sistema así, profundamente inhumano e inmoral, que pone al capital por encima del trabajo y al dinero por encima de las personas, la tesis del final del capitalismo suena bien. Pero ese sueño, al menos a corto plazo, se está debilitando. Nuevamente comienza a cundir el fantasma de que el capitalismo tiene una inmensa capacidad de resistencia y de camuflaje, de adaptación y supervivencia.

¿Rehenes entonces del capitalismo? ¿Hasta cuándo? Cometeríamos un grave error si limitáramos esta nueva embestida del neoliberalismo al solo ámbito financiero o de la economía. Su rancia ofensiva afecta muy sustancialmente al proyecto político, y fundamentalmente al proyecto democrático. ¿Cómo explicar, fuera de este vendaval, la actual desarticulación o eliminación no solo de los movimientos sociales críticos y ciudadanos, sino de la misma izquierda política, precisamente cuando más se los necesita?

Nos preguntaremos también desde Éxodo por qué esta ofensiva está teniendo tintes tan dramáticos en España. ¿Es que nuestro sector laboral es menos eficaz, el mundo empresarial más especulador que productivo y nuestros políticos más mediocres?

Un panorama sombrío que es preciso iluminar con la fe y la esperanza de que otra situación no sólo es posible, sino que ya está en marcha en tantas y tantas experiencias que surgen de la creatividad invencible de la gente, ríos pequeños y grandes que necesitan confluir en un caudal poderoso de justicia y libertad.

Artículo anteriorSOBRE LA JORNADA MUNDIAL DE LA JUVENTUD
Artículo siguienteJUAN TORRES

Buscador


Para mantener este portal y seguir ofreciendo en abierto gratuitamente su contenido, la revista ÉXODO te agradece sinceramente tu colaboración voluntaria.

Si estás interesado/a en recibir la revista Éxodo en papel, puedes hacer:

  • Suscripción anual: 5 números: 35 € España, 40 € Extranjero.
  • Adquirir números sueltos:
    7 € + costes de envío.