jueves, junio 24, 2021
InicioEn la brechaPor Un Mundo + Justo

Por Un Mundo + Justo

Éxodo 123
– Autor: Miguel Ángel Vázquez, candidato a las europeas –

La ley es como la serpiente, sólo muerde a los que van descalzos. La frase, expresada por Óscar Romero hace ya más de treinta años, sigue de plena actualidad, tiene toda su vigencia. En este mundo confuso y desigual que hemos construido, las leyes nos siguen sirviendo para aprovecharnos de los más débiles, de los desprotegidos, y exprimirles hasta la última gota de sus recursos, cuando no de su sangre.

Nuestro mundo parece apoyarse en una lógica mediante la cual el Norte (ya no únicamente el geográfico) necesita devorar al Sur (quizá ya hoy los sures) para seguir creciendo a cualquier precio en su escalada constante de avaricia. Para ello, crea códigos, sistemas económicos, filosofías, organismos supranacionales y sistemas de control que velen para que su conciencia quede no sólo intacta, sino debidamente justificada. Mientras, los empobrecidos y empobrecidas de la tierra no pueden más que asumir lo que los enriquecidos a su costa les dictan. A los pueblos oprimidos del mundo no les queda otra que resignarse a unas normas de juego que se deciden fuera de sus fronteras y sobre las que ellos no pueden votar ni expresar su voz.

En ese contexto, hará el próximo mes de abril 10 años, nació de la mano de unos soñadores el partido Por Un Mundo + Justo. De la cabeza de Antonio Sieira, participante del movimiento de acampadas por el 0’7% en Madrid, surgió la idea de traspasar las reivindicaciones de las organizaciones y movimientos sociales que exigían el fin de la pobreza al plano político. Crear un partido que pudiera servir de herramienta a estos y que tuviera como fin específico erradicar las causas de la pobreza desde la mesa donde se tomaban las decisiones que afectaban a los más desfavorecidos. En menos de tres meses se presentarían a sus primeras elecciones europeas sin casi recursos y con una campaña sencilla que obtuvo unos resultados sorprendentes: más de 10.000 votos en todo el Estado. Esta inesperada reacción de los votantes, muy por encima de las expectativas iniciales, motivó a las primeras personas reunidas en torno a este proyecto a seguir trabajando por él y haciéndolo crecer hasta llegar a ser lo que hoy somos.

Mucho hemos crecido desde entonces y muchos son los nombres y los rostros que se han ido sumando a este sueño de justicia. Por el camino nos hemos presentado a todos los comicios que se han ido sucediendo desde entonces logrando esperanzadores resultados, como los más de 126.000 votos al Senado alcanzados en la anteriores Generales. En todo este camino, nuestros programas, nuestras propuestas, nuestros comunicados y nuestras denuncias han seguido respondiendo a un mismo mensaje: El fin de la pobreza es una decisión política.

El partido Por Un Mundo + Justo aspira a ser el altavoz de las reivindicaciones del Sur. La voz y el voto de sus intereses en las políticas que terminan rigiendo sus destinos y se deciden tan lejos de sus fronteras. Ese Pepito Grillo que le recuerde a la sociedad española y europea que no podemos crecer si es a costa de nuestros hermanos y hermanas del Sur y que la defensa de los Derechos Humanos sólo es real cuando se aplica a todos por igual, sin importar procedencias ni fronteras pintadas sobre un mapa.

Para lograr una justiciabilidad real de esos Derechos Humanos y no quedarnos simplemente en la utopía (necesaria) de los mensajes, hemos trabajado a lo largo de todo este tiempo por presentar alternativas reales y factibles basadas en la coherencia de políticas y en un paradigma económico que se apoye en la prosperidad compartida. Dentro de nuestras campañas más activas se encuentran el desarrollo anual de los Presupuestos Justos del Estado, el impulso de la plataforma Transparencia x la Paz contra el comercio de armas y la redacción de la Carta de los Derechos Sociales que busca hacer exigibles judicialmente para todos los habitantes del planeta lo que hasta ahora sólo son principios jurídicos como el derecho a la vivienda, al trabajo, a la educación o a la salud.

Actualmente nos hallamos inmersos en un proceso que está resultando muy emocionante y enriquecedor. Una de nuestras metas principales como partido, aparte de la ya expresada, es ni más ni menos que desaparecer. Así es, no ha leído mal: desaparecer. Desaparecer porque nuestra función se haya visto cumplida en la tierra. Desaparecer por no ser ya necesarios. Desaparecer porque la lucha contra la pobreza y por los derechos del Sur no sea una reivindicación de un partido alternativo sino de toda la sociedad consciente y esperanzada. Desde esa perspectiva de renuncia a cualquier tipo de ego, y entendiendo nuestras siglas y estructura como un medio para un fin, estamos trabajando durante estos meses en un proyecto de coalición junto a los partidos Equo y Compromís con la intención de llevar una propuesta conjunta a Europa. Una alianza de partidos afines que, desde la base de la necesaria unidad para luchar por el mundo más justo que ansiamos, cobre fuerza en las próximas elecciones europeas para lograr que se escuche con fuerza la voz de los empobrecidos y las empobrecidas en Estrasburgo.

Para ello, y como viene siendo nuestra costumbre desde el principio, queremos seguir siendo herramienta abierta en manos de todas las personas y organizaciones que llevan años luchando por esta causa justa. Es por este motivo que me atrevo a aprovechar estas letras para invitaros desde este preciso instante a hacernos llegar vuestras reivindicaciones concretas y propuestas si así lo veis conveniente. Queremos seguir haciendo este camino juntos, cada uno desde su trinchera, enriqueciéndonos de nuestras particularidades y experiencias.

Comenzaba este texto ubicando el nacimiento del partido en un mundo “confuso y desigual”. No quiero terminarlo sin remarcar su posicionamiento claro en ese Otro Mundo Posible. Un mundo de esperanza. Un mundo necesario. Un mundo que, desde la lucha común, será un mundo más justo.

Un abrazo cargado de revolución y poesía.

Artículo anteriorRed Ciudadana Partido X
Artículo siguienteCovocatoria Cívica

Buscador


Para mantener este portal y seguir ofreciendo en abierto gratuitamente su contenido, la revista ÉXODO te agradece sinceramente tu colaboración voluntaria.

Si estás interesado/a en recibir la revista Éxodo en papel, puedes hacer:

  • Suscripción anual: 5 números: 35 € España, 40 € Extranjero.
  • Adquirir números sueltos:
    7 € + costes de envío.