viernes, enero 15, 2021
Inicio Sin categoría La liturgia, obra de toda la comunidad

La liturgia, obra de toda la comunidad

IX-5 En la Liturgia de Eisenhofer, una de las principales obras clásicas en la materia antes de la guerra, podía todavía leerse que no entra en la definición de liturgia el que los laicos participen o no en el culto divino. Su presencia sería «accidental» para el concepto de liturgia y su verdadera esencia; la esencia de la liturgia se daría simplemente por la acción sacerdotal como tal. A mi parecer, en esta proposición se nos da el núcleo de la falsa teología del laicado, que ha sido superada por el concilio. El concepto de liturgia que se acaba de describir corresponde más bien a aquellas concepciones paganas, según las cuales, la acción cultual para aplacar los dioses la ejecutan únicamente los sacerdotes cuya función es cuidar de esta sección de los asuntos públicos. La liturgia cristiana significa, en cambio, la común adoración de Dios por los bautizados en el común sentarse a la mesa con el Señor resucitado. Característica suya es precisamente el abarcarlos a todos, el ser ejecutada por todos, aunque con función distinta, porque todos son cuerpo del Señor. Tiene su punto de partida en el Señor Crucificado de quien dice la carta a los Hebreos que sufrió «fuera de la ciudad»: fuera de las murallas del templo, fuera de las murallas de la ciudad, camino de los gentiles (p 322).

Buscador

Los más populares

Comentarios recientes