domingo, noviembre 27, 2022
InicioActualidadIII ASAMBLEA DE REDES CRISTIANAS

III ASAMBLEA DE REDES CRISTIANAS

– Autor: Evaristo Villar –
Crónica y Manifiestos
 
Como estaba previsto, a las 10:00h del sábado se inició la III Asamblea General de Redes Cristianas (Cristian@s en una sociedad plural) en la Escuela de Relaciones Laborales, Turismo y Trabajo Social en Jerez de la Frontera (Cádiz).

Más de 300 personas pertenecientes a los 150 colectivos de Redes Cristianas, llegadas desde casi todas las Comunidades Autónomas del Estado, fueron recibidas por las comunidades de Jerez entre una gran riqueza de colores, ritmos musicales y representaciones artísticas, apoyadas en las más modernas tecnologías.

El urgente mensaje de la defensa de los bienes y servicios públicos comunes, amenazados en todas partes y singularmente en Andalucía (sanidad, educación, trabajo, vivienda, jubilación, etc.) se fue expresando artísticamente sobre el ritmo de un poema del obispo Pedro Casaldáliga, “Es tarde, pero es nuestra hora”. Es nuestra hora para defender la dignidad humillada del ser humano en la patera, en el parado, en el emigrante, en el excluido; es nuestra hora para caminar con todos y todas los diferentes hacia la construcción de un proyecto común integrador de las diferencias y acogedor de los rezagados y excluidos.

La presentación de la III Asamblea tuvo un recuerdo emocionado para Julio Lois, teólogo recientemente fallecido y pertenenciente desde sus inicios a Redes Cristianas.

Después de una presentación brillante, artística y pedagógica, la Asamblea se volcó en el trabajo de los once talleres que, de forma horizontal y participativa, fueron animados por algunos de los muchos colectivos integrantes de Redes. Vinculados al motivo dominante de la Asamblea y con el objetivo de llegar a conclusiones prácticas y operativas, los talleres se desplegaran en diversos campos que van desde el pluralismo y la interrelación o mestizaje, la comunidad y la diversidad sexual y de género, la lucha de clases y el fenómeno que supone el 15 M, hasta la espiritualidad laica y comunitaria, etc.

Capítulo especial merece el espacio dedicado el sábado por la tarde a la dinámica interna, articulación y expansión de Redes. Destacamos la nutrida memoria de gestos realizados conjuntamente desde la II Asamblea celebrada en octubre del 2009 en Bilbao y las líneas programáticas de cara a los dos próximos años. Parecen importantes, entre estas líneas de acción, las que pueden articularse bajo el epígrafe “mirada profético-compasiva hacia el dolor de la humanidad actual”, y también la intención de caminar hacia una “Asamblea General del Pueblo Cristiano y Creyente” capaz de reactualizar en la Iglesia y en el mundo el espíritu constructivo y esperanzador del Vaticano II en su cincuenta aniversario.

Con mucha inteligencia y gran humor, el cantautor Nacho Dueñas, además del himno de esta III Asamblea (“Somos el principio del principio”), ofreció a los asambleístas un espléndido concierto el sábado por la noche con un gran despliegue artístico que hizo las delicias de los asistentes.

La mañana del domingo, día 30, cerró la Asamblea con una larga y sentida celebración eucarística que, de forma creativa y pedagógica, fue haciendo presentes los escenarios más determinantes de la diferencia: la pluralidad de razas, las multitudes de los empobrecidos y la diferencia de sexo y género. Una escena llena de simpatía y humor cerró esta celebración antes de la proclamación de un manifiesto casi espontáneo, nacido al calor de la Asamblea.

La clausura oficial de la III Asamblea tuvo lugar en la Plaza Central del Arenal donde, entre Tíosvivos y algunas tiendas del 15 M, los asambleístas juntaron sus voces y pancartas con las de otros movimientos sociales de Jerez en defensa de “la dignidad, la libertad y la independencia del pueblo saharaui”.

MANIFIESTOS

1.º DE LA III ASAMBLEA DE REDES CRISTIANAS

Somos más de los que creemos

Hoy 30 de Septiembre de 2011, en la III Asamblea General de Redes Cristianas celebrada en Jerez, bajo el lema “Cristian@s en una sociedad plural”, hemos constatado que “somos más de los que creemos” y que, intentando seguir a Jesús de Nazareth, y junto con otras y otros, “tenemos más fuerza de lo que parece”.

Esta crisis nos pone en evidencia la brutalidad de un sistema que, a quienes hemos sido creados iguales por Dios, nos hace injustamente diferentes en la igualdad de oportunidades. Un sistema que reinventa continuamente formas de marginación y exclusión social.

A lo largo de la historia, el único Dios en el que creemos se ha manifestado de diferentes formas. Por ello, hemos de avanzar en el diálogo para recuperar los valores de bondad, justicia e igualdad tan cercanos a este Dios.

Vivimos en una sociedad multicultural y multirreligiosa que exige, en este tercer milenio, algunos gestos inaplazables en orden a fundamentarse sobre bases justas e igualitarias. Vivimos en un mundo adulto y plural en sus criterios políticos, científicos, y morales, en relación con los derechos humanos. En este contexto, creemos que no son necesarias las muletas de la religión para trabajar por la transformación de este mundo; por eso estamos convencidos de que “somos muchos más de los que creemos” en la voluntad de avanzar por este camino.

En esta III Asamblea de Redes Cristianas hemos trabajado en 11 talleres sobre la sociedad plural y la actitud e implicación de creyentes y no creyentes en ella. En estos talleres hemos reflexionado sobre

• Las redes alternativas frente a la crisis.

• El movimiento mundial de indignación manifestado en plazas y ciudades.

• La lucha de clases en una sociedad justa y alternativa.

• Las diferentes formas de vivir lo transcendente.

• La afectividad y sus distintas expresiones.

• El trabajo por la paz y en contra del militarismo.

• La pluralidad eclesial y comunitaria en el compromiso con las víctimas de la crisis.

No hemos sido sordos ni ciegos ante recientes acontecimientos tales como el continuo incremento del paro, puesto de manifiesto en la última EPA de ayer, la cesión de la base de Rota para implantar el escudo antimisiles de la OTAN, y el secuestro de las cooperantes españolas esta semana en Tinduf y un poco antes en Kenia.

Por ello, ante la incapacidad y/o silencios de las instituciones políticas, económicas y religiosas para dar respuesta a estas situaciones, denunciamos su inoperancia, y sabiendo que “somos muchos más de los que creemos”, manifestamos nuestra voluntad de colaborar en la transformación de este sistema, junto a tantas personas, grupos y movimientos que lo hacen desde otras perspectivas.

Y como seguimos convencidos de que “otro mundo es posible“, hemos decidido unir nuestros esfuerzos –en- REDarnos- para que ese mundo vaya siendo posible desde ahora. Una fiesta de la esperanza.

2.º POR LA DIGNIDAD, LA LIBERTAD Y LA INDEPENDENCIA DEL PUEBLO SAHARAUI

Desde la III Asamblea de Redes Cristianas, en Jerez, donde están representados numerosos colectivos cristianos del Estado Español, desde la perspectiva del compromiso por la dignidad de la persona humana y de los pueblos, nos sumamos a este acto por la dignidad, la libertad y la independencia del pueblo saharaui.

Muchos de nosotros y nosotras estamos comprometidos y comprometidas en nuestros respectivos lugares por la causa saharaui, hacemos nuestra también la denuncia a los Acuerdos Tripartidos de Madrid del 14 de noviembre de 1975, por los que se entrega el llamado Sáhara Español a Mauritania y Marruecos, eludiendo el compromiso de Naciones Unidas de hacer un referéndum de autodeterminación para determinar el sentir de la población autóctona.

A la vez somos conscientes que la chispa de la primavera árabe nació en el campamento de Gdeim Izik –desmantelado violentamente por las fuerzas de ocupación marroquíes- y que fue cambiando el panorama político de la toda la región. La ONU debe cumplir ahora con su obligación de hacer respetar la legalidad internacional en el Sáhara Occidental y resolver un conflicto existente desde hace ya 36 años. ¿Cómo llamar a la ocupación del ejército marroquí de un territorio que invadió por la fuerza, y a los oídos sordos a las Resoluciones aprobadas por el Consejo de Seguridad? Aquel ocho de noviembre, a las cuatro de la mañana, del año pasado, el asalto del ejército y policía marroquíes destruyó el campamento físicamente, pero no pudo, ni puede apagar el sueño de una primavera árabe.

Desde las organizaciones y colectivos que firmamos este manifiesto denunciamos una vez más la política criminal y despreciable de la monarquía de Marruecos hacia la población saharaui en las zonas ocupadas del Sáhara Occidental desde hace años, pero en especial en las ciudades de Dajla y El Aaiún en los últimos días.

Nuestro recuerdo también a las jóvenes cooperantes secuestradas, que representan la vinculación sincera y permanente de la población española, aunque no de su Gobierno, con el pueblo saharaui.

Desde todos los rincones de España, las personas que hemos llegado a este lugar, queremos también rendir un homenaje a aquella gran iniciativa de Gdeim Izik que encendió las protestas que hoy conocemos como la “Primavera árabe” y exigimos al Gobierno español que abandone su postura de complicidad con el régimen marroquí y que acompañe a la sociedad civil española en la defensa del derecho de autodeterminación del pueblo saharaui y contra la violación de los derechos humanos.

Por un Sáhara libre. Viva el Sahara. En Jerez de la Frontera, a treinta de octubre de dos mil once.

Buscador


Para mantener este portal y seguir ofreciendo en abierto gratuitamente su contenido, la revista ÉXODO te agradece sinceramente tu colaboración voluntaria.

Si estás interesado/a en recibir la revista Éxodo en papel, puedes hacer:

  • Suscripción anual: 5 números: 35 € España, 40 € Extranjero.
  • Adquirir números sueltos:
    7 € + costes de envío.