domingo, agosto 14, 2022
InicioSin categoríaFraternidad especial con las iglesias protestantes

Fraternidad especial con las iglesias protestantes

II-2 Si del plano dogmático pasamos al de las relaciones humanas en concreto, hemos de decir, de acuerdo con lo anterior, que la comunidad de hermanos la forman inmediatamente aquellos que comulgan en una misma fe». En tal caso, los separados de esta comunión -los protestantes en concreto- no forman parte de la comunidad. Ellos tienen su propia comunidad, la de su Iglesia. En esto consiste precisamente la separación de Iglesias, en que los unos no viven en comunión con los otros, estando, por tanto, cortada la participación en la fraternidad de la Iglesia que por voluntad del Señor no debería ser más que una. Ahora bien, si la comunidad en sentido estricto sólo la constituyen los fieles de una sola Iglesia, por lo menos debería exigirse que ambas comunidades -la católica y la evangélica- se entendiesen como «hermanas en el Señor». Esta es una idea que no se da en la Escritura ni en los Padres (pues, como se dijo, aquí sólo se concibe la fraternidad de las comunidades católicas); pero que, en virtud de la nueva situación de una cristiandad dividida, parece no carecer de fundamento. Ambas comunidades, como depositarias de la fe en medio de un mundo descreído, pueden y deben entenderse realmente como hermanas, y de esta forma también. los fieles de ambas partes pueden considerarse como hermanos entre sí en un sentido distinto del de los que no son cristianos”. (118)

Buscador


Para mantener este portal y seguir ofreciendo en abierto gratuitamente su contenido, la revista ÉXODO te agradece sinceramente tu colaboración voluntaria.

Si estás interesado/a en recibir la revista Éxodo en papel, puedes hacer:

  • Suscripción anual: 5 números: 35 € España, 40 € Extranjero.
  • Adquirir números sueltos:
    7 € + costes de envío.