EL ISEBIT, LUGAR DE ENCUENTRO DE RELIGIONES

0

– Autor: Adolfo Ham –
 
El sábado pasado en nuestro Instituto una religiosa cubana de las Siervas de S. José, profesora en nuestra escuela, graduada en la universidad de Granada, concluyó un ciclo de cuatro clases sobre el Islam en el marco del curso de Introducción al Estudio de las Religiones que dirijo, ¡y con una musulmana presente!, los alumnos hicieron el comentario: «¡esta religiosa nos quería convertir al Islam!». Así se da el diálogo y el encuentro inter-religioso en nuestra escuela. En Cuba no hay otra institución religiosa de este carácter.

Hace más de 10 años nuestro Instituto fue creado por el Dr. Rafael Cepeda, recientemente fallecido, con el fin de preparar bíblica y teológicamente a los laicos de nuestras iglesias, teniendo en cuenta la población de 2 millones de habitantes en la Capital y el gran avivamiento religioso que hay en el país. Aunque desde sus inicios estuvo abierto a cualquier persona que quisiera matricularse con el solo requisito de haber concluido estudios pre-universitarios para ingresar en la Universidad, en la práctica subsiguiente al matricularse no solamente estudiantes de profesión cristiana, sino de otras religiones o de ninguna, se suscitó la necesidad de desarrollar una formación que respetara ese pluralismo y creara un clima de tolerancia y respeto hacia los otros. Por otra parte, debido a la tradición positivista y laica en nuestros estudios superiores, aún desde el comienzo de la república en el 1902 no se han podido hacer estudios religiosos en las universidades del Estado. Sólo en aquellas universidades privadas que comenzaban a fundarse poco antes del triunfo de la revolución, pero que fueron cerradas por el Gobierno Revolucionario debido a su política educacional centralizada.

En Cuba no existen las grandes religiones orientales con membresías importantes, aún el Islam está recién comenzando, principalmente entre personas de la raza negra. El fenómeno que sí es típico de Cuba y otras islas del Caribe es el crecimiento de religiones afro-cubanas, que, en general, desde los tiempos de la esclavitud se han sincretizado con la religión católica. Hay instituciones culturales especializadas como el Centro «Fernando Ortíz» donde se estudian estas religiones y se publican libros que las dan a conocer. Pero uno de los problemas es que estas religiones se han dado a conocer más bien como foIk-lore» cubano, y por este motivo han podido organizarse y legalizarse por primera vez ante las autoridades competentes, y hasta han enviado ya misioneros al exterior.

Cuando vienen a estudiar con nosotros «baIawos» (sacerdotes principalmente de la santería, o religión yoruba) les exhortamos a examinar mejor sus raíces, a articular mejor sus teologías, a estudiar las religiones y las «filosofías» africanas y generalmente hacen sus tesinas y tesis sobre estos temas, relacionando la fe y teología cristianas con sus creencias. Tenemos una estudiante musulmana de cuarto año preparando su tesis/ tesina acerca de una «Teología de la Liberación» basada en el Corán, utilizando obras como las del Prof. Essack musulmán de África del Sur, en esa línea. Se ve que de esta manera estamos ayudando a que la comunidad islámica que va surgiendo crezca con una mentalidad abierta.

Desafíos: 1. Creación de otras cátedras extra-curriculares para profundizar en las otras religiones vivas. Gracias a una pequeña donación recibida a partir de enero se ofrecerán cursos de Hinduismo, Budismo, religión, cultura y filosofía indias. Sería muy importante poder hacer lo mismo con el Islam, el Sufismo, el Taoísmo. 2. Ampliar la biblioteca con una mejor colección de obras sobre religiones. 3. Ampliar el proyecto de publicaciones de estas materias. 4. Propiciar vínculos con centros y asociaciones que representen a otras religiones, así como relaciones con seminarios y profesores especialistas que puedan empeñarse en el diálogo inter-religioso.