miércoles, diciembre 2, 2020
Inicio En la brecha Covocatoria Cívica

Covocatoria Cívica

Éxodo 123
– Autor: Laura Ruiz, Miembro de Convocatoria –

El diálogo y los puntos en común: el camino de Convocatoria Cívica para la transformación social

Son muchas las propuestas que se han presentado en los últimos años para cambiar lo que estamos viviendo. Unas centradas en parcelas de la vida muy concretas –como la vivienda, la sanidad o la educación, entre otras– y otras que han ido a lo genérico, dándose cuenta de que las desigualdades están unidas en muchas ocasiones. Así hemos podido ver cómo se han creado plataformas, asociaciones e incluso partidos que muchas veces tienen muchos de los puntos en común pero luchan por separado. Organizaciones que empiezan y otras que ya tienen batallas ganadas, pero no cooperan entre ellas pese a tener el mismo objetivo.

En esta realidad nace Convocatoria Cívica, con el deseo de ser ese punto en común de todas las formaciones y asociaciones que pelean por políticas progresistas. Se trata de crear un espacio de diálogo y debate en el que se alcance la convergencia, para que al final todos los ciudadanos que apuestan por una auténtica democracia y que quieren seguir disfrutando de los derechos sociales conquistados tengan una alternativa con fuerza por la que apostar. Se trata de política, sí; pero también de activismo, de participación y, sobre todo, del bien común.

Catalizador de ideas y propuestas para la transformación social

Desde que presentó en julio de 2013 esta plataforma en Madrid y los posteriores actos como el de Sevilla, Convocatoria Cívica viene desarrollando una función de catalizador de ideas y propuestas por la transformación social. De la mano de alguno de sus promotores, como el ex director de la UNESCO Federico Mayor Zaragoza o el magistrado Baltasar Garzón, se han hecho llamamientos a la lucha frente a la corrupción, contra los grupos plutocráticos o en favor de la Jurisdicción Universal, entre otros. Economistas como Lina Gálvez, Angels Castells o Juan Torres, docentes como Carlos Berzosa, Carmen Durán o Juan Manuel Faramiñán Gilbert, o periodistas como Rosa María Artal o Jesús Maraña entre otros muchos, han querido apostar por un sendero en el que se consiga una alternativa entre y para todos y todas.

A estos nombres se unen otros de sectores muy diferentes, como el teólogo Benjamín Forcano, los escritores Almudena Grandes y Luis García Montero o nombres de la política y el sindicalismo como Gaspar Llamazares, Antonio Gutiérrez o Rodolfo Benito.

 Voluntades que se unieron en un contexto de recortes en el Estado de Bienestar, de crisis económica y de valores y en punto de inflexión donde la mayoría absoluta del Partido Popular no quiere escuchar lo que la ciudadanía reclama en la calle. Como el propio manifiesto reclama: “Queremos que España sea de la gente común y que nos gobiernen políticos identificados con las personas honradas y bien preparadas que día a día, a base de decencia y eficacia, sacan adelante nuestra sociedad, los centros educativos, los hospitales, las empresas y la vida de millones de familias”.

Formalizar la unión

Para llevar a cabo esta tarea hemos decidido formalizar Convocatoria Cívica con la forma jurídica de asociación, lo que nos permitirá seguir recogiendo y de­sarrollando propuestas de cambio y ser punto de reunión para todos los que buscamos la transformación social. Y somos muchos. Así lo ha demostrado el enorme respaldo que ha cosechado Convocatoria Cívica desde que se presentó el manifiesto, documento firmado ya por 9.000 personas.

El deseo de involucrarse de muchas personas ha hecho que tengamos ya 600 voluntarios repartidos por todas las comunidades autónomas e incluso fuera de España. Con este paso dado, al constituirnos como asociación buscamos tener una infraestructura que nos permita llegar a más gente, no sólo de manera virtual sino también en la calle.

Gracias a los más estrechos colaboradores y promotores hemos podido definir nuestra propuesta de la siguiente manera:

Constituimos la ASOCIACIÓN Convocatoria Cívica, cuyos fines son de­sarrollar, promover y apoyar ideas, proyectos y políticas desde una posición ideológica progresista, entre otras: trasparencia de la gestión pública; la participación activa de los ciudadanos en la vida política; la promoción de políticas económicas sociales y desarrollo sostenible; la lucha contra la pobreza y exclusión social; igualdad entre todas las personas; la promoción de la Justicia Universal; una revisión de las instituciones europeas profundizando en la unión social y política; refuerzo de las relaciones entre los países de Iberoamérica; el avance en Memoria Histórica y el fomento de la unidad entre asociaciones, movimientos o plataformas con los mismos fines.

Artículo anteriorPor Un Mundo + Justo
Artículo siguienteCarta por la Democracia*

Buscador

Los más populares

¿Democracia y des- igualdad?

Miguel Ángel de Prada   RODRIGUEZ LÓPEZ, E., LA POLÍTICA CONTRA EL ESTADO. Sobre la política de parte, Traficantes de sueños, Madrid 2018. Quizá se haya encontrado...

¡A ‘esa derecha’ no están los cielos¡

Miguel Ángel de Prada Últimamente la COVID-19 lo invade todo. Hablan de ella políticos, intelectuales, famosillos y hasta cardenales. Y, ¿dónde encontrar mejor cátedra que...

Por qué Black Lives Matter es el último antídoto contra el Trumpismo

Tim Libretti Escritor y profesor (Chicago) Encuestas recientes indican que un número abrumador de estadounidenses, cerca del 75%, apoyan las protestas, inspiradas en el asesinato de...

Movimientos ciudadanos postcoronavirus

Carta contra el Hambre Alianza Global Convida20 Evaristo Villar Son muchas las personas, entre ellas el papa Francisco, preocupadas por el panorama desolador que está dejando, particularmente...

Comentarios recientes