martes, diciembre 1, 2020
Inicio A fondo CATOLICISMO VERSUS LAICISMO

CATOLICISMO VERSUS LAICISMO

Número 80 (sept.-oct.’05)
– Autor: Fernando Velasco –
 
Pocas cuestiones están próximas de las necesidades humanas como ésta de la religión, que es capaz de causar discusiones tan acaloradas. Las cuestiones religiosas no sólo preocupan, sino que aún dominan los ánimos, siguen encendiendo las pasiones y continúan llamando a las armas; los problemas que se consideraban viejos, aparentemente resueltos, se imponen nuevamente demostrando que todas las transformaciones y progresos que se han dado en la vida de la Humanidad no han quebrantado su poder.

La religión sigue siendo una dimensión del espíritu que le propone al hombre unas perspectivas, como la perfección, lograr un mundo mejor, conseguir un sentido entre tanta miseria y mezquindad; la religión siembra en el hombre agitación, anhelo e inquietud. El ser humano se sigue preguntando si la religión no podría venir en su ayuda y dar a su vida contenido y significación, fuerza y elevación. A pesar de todo ello ésta (la religión) es una de las dimensiones humanas más conocidas y a la vez de las menos conocidas.

El hombre a lo largo de su historia se ha colocado con diferentes actitudes frente a la religión; pero sobre todo ha predominado en él su ansia de verdad. Quizá las respuestas dadas ya no le satisfacen, pero las preguntas persisten. Hoy como ayer nos seguimos planteando: “¿Es necesaria la religión? ¿Qué hace la religión por la sociedad? ¿Qué beneficios a favor de los intereses sociales surgen de las creencias religiosas? ¿Qué influencia tiene en la mejora y ennoblecimiento de la naturaleza humana individual y socialmente?” (Mill, 1986:42) ¿Son las religiones elementos para la paz?

Seguro que sin la religión la historia del hombre sería más oscura de lo que es. Sin embargo, todo ello no puede impedir el que nos preguntemos si aquello que pasó por verdad en un momento determinado sigue siendo de hecho indispensable; todo ello no nos imposibilita para que veamos en la historia una poderosa acción de la religión, pero no menos una abundante y tremenda reacción.

Hoy asistimos a todo un intento de vuelta de lo religioso en la sociedad actual cuando, para muchos analistas, el fenómeno de la secularización le estaba ganando la partida a la religión. Si, por un lado, nuestra época evidencia una fuerte discriminación en la pertenencia a las religiones establecidas, por otro lado, el surgimiento, por doquier, de nuevas formas de experiencia religiosa es una realidadconstatable. Formas de experiencia religiosa que van desde las simplemente independientes de las ortodoxas, aunque sin romper con ellas, hasta las “supersticiosas” y las fundamentalistas. Parece indudable,como diría José Luis Aranguren, que asistimos al retroceso de las “iglesias” y al avance de las “religiones”; vuelta de lo religioso, no sólo comofenómeno social y como experiencia de sentido, como ya hemos dicho, sino también como tema de investigación por parte de intelectuales y escritores.

Artículo completo en edición impresa. Pídela aquí

Artículo anteriorLA PIEDAD
Artículo siguienteDIÁLOG INTERCULTURAL

Buscador

Los más populares

¿Democracia y des- igualdad?

Miguel Ángel de Prada   RODRIGUEZ LÓPEZ, E., LA POLÍTICA CONTRA EL ESTADO. Sobre la política de parte, Traficantes de sueños, Madrid 2018. Quizá se haya encontrado...

¡A ‘esa derecha’ no están los cielos¡

Miguel Ángel de Prada Últimamente la COVID-19 lo invade todo. Hablan de ella políticos, intelectuales, famosillos y hasta cardenales. Y, ¿dónde encontrar mejor cátedra que...

Por qué Black Lives Matter es el último antídoto contra el Trumpismo

Tim Libretti Escritor y profesor (Chicago) Encuestas recientes indican que un número abrumador de estadounidenses, cerca del 75%, apoyan las protestas, inspiradas en el asesinato de...

Movimientos ciudadanos postcoronavirus

Movimientos ciudadanos postcoronavirus Carta contra el Hambre Alianza Global Convida20 Evaristo Villar Son muchas las personas, entre ellas el papa Francisco, preocupadas por el panorama desolador que está...

Comentarios recientes