RELIGIÓN Y PODER POLÍTICO

K. C. Abraham

números 78-79 (marzo-junio ’05)
– Autor: K. C. Abraham –
 
K.C.Abraham es teólogo indio y miembro del Rotary Internacional de Kerala. Ha sido propuesto para el Comité Internacional de Coordinación de 2 FMTL por el continente asiático. En su participación en el 1 FMTL profundizó en la dimensión civil y ecológica de la política y acentuó la dimensión profética de las religiones frente a los poderos violentos y opresivos.

Comenzamos nuestra reflexión sobre la inter-relación entre política y religión con un sentido de desilusión que prevalece en gran medida entre aquellos que consideran esta cuestión. Es aceptado ampliamente que el proceso político y las instituciones consecuentes en muchas partes de Asia han fallado en responder adecuadamente a las aspiraciones de la liberación de la gente. Muchos factores han contribuido a esta crisis. Mencionaremos tres importantes.

1. El reto del secularismo en los nuevos movimientos religiosos

La idea del secularismo, el fundamento de la democracia, está obstaculizada en todas las areas por el dominio de las religiones y sus instituciones.

Las culturas tradicionales en Asia han sido culturas religiosas, en las cuales existía una unidad inquebrantable entre sociedad, política y religión. “Ha sido una sociedad comunitaria, una existencia socio-política descentralizada.” La religión proveía el principio de integridad, y tanto la estructura social como la autoridad política eran legitimadas por ella. La ruptura de esta integración tradicional ha sido un aspecto conspicuo del moderno despertar de las personas a las ideas de justicia, libertad y racionalidad tecnológica, que son los fundamentos del marco secular.

Artículo completo en edición impresa. Pídela aquí