LOS DESAHUCIOS

Varios Autores

Éxodo 117 (en.-feb) 2013
– Autor: Varios Autores –
 
!Los desahucios! Difícilmente, encontraremos un tema que, en nuestro país y después de 34 años de democracia, presente rasgos tan lacerantes de desamparo e inhumanidad. Lo más sorprendente es que, deliberadamente y con mayor o menor mentira y ocultamiento, se estaba fraguando la peligrosidad del tema. Alarmas y denuncias se venían produciendo hace algunos años. Pero nuestros poderes públicos, con todos los especuladores arrimados o aliados con ellos, no dudaban en hacernos creer que estábamos siendo ejemplo y envidia para el mundo entero con nuestro modelo de transición democrática y los grados de progreso alcanzados.

Finalmente, desde unos años, despertamos y hemos comenzado a ver la situación real que arrastrábamos y que no pocos financieros y políticos han aprovechado para engañar, robar y enriquecerse. Confundieron la dignidad de la política con la suciedad de su egoísmo e intereses.

Una llama explosiva de esta situación han sido los desahucios. La casa no es un problema, es el problema, porque todos necesitamos hacer y conseguir una casa para superar nuestra indefensión y labrar nuestra formación, personalidad y felicidad. Todo pueblo aspira a que todas las familias tengan una casa propia para vivir tranquilos y asegurar el desarrollo, la convivencia y estabilidad del país.

Pues bien, en España los desahucios, miles en pocos años, han puesto a muchas familias españolas en el más sangriento desamparo. Y en él han colaborado empresarios, jueces, abogados, policías, etc., como si cumplieran una natural, segura y sagrada legalidad. Ahora hemos empezado a descubrir, pensar y concluir que nuestra democracia encubría lagunas, errores y contradicciones intolerables. Intolerable era –y lo hemos permitido- que Andalucía, con sus 87.000 kilómetros cuadrados, sus 1.000 kilómetros de costa, sus tierras y llanuras las más ricas de Europa, con una agricultura para poder cultivar de todo, con sus casi nueve millones de habitantes, haya tenido que sufrir un éxodo de más de dos millones de su gente, después de ver cómo los especuladores se cargaban su costa con miles de edificaciones y tener que afrontar ahora los desahucios de miles de familias, habiendo en Andalucía más de 600.000 casas vacías.

De todo esto se ocupa el presente número de Éxodo. Y lo hace con el testimonio de quienes viven día a día la lucha por el cambio y con expertos que señalan la urgencia de la situación, las causas que la provocan y las propuestas para una más humana y justa solución.