EL ALZHEIMER, EL MAL DEL OLVIDO

Mª Jesús Moralia del Campo

Éxodo 87 (ener.-febr.’07)
– Autor: Mª Jesús Moralia del Campo –
 
El Alzheimer es una enfermedad neurodegenerativa que, actualmente, no tiene cura ni prevención, y que causa un deterioro en tres niveles: cognitivo, conductual y funcional, produciendo una sobrecarga sobre el cuidador muy difícil de sobrellevar. Por eso insistimos en la importancia de cuidar al cuidador.

La Asociación Nacional del Alzheimer, AFALcontigo nació, en 1989, del deseo de un grupo de familiares de enfermos, de obtener información y apoyo en un momento en que la enfermedad de Alzheimer casi no era conocida.

AFALcontigo tiene ámbito nacional, está declarada de utilidad pública, colabora con el resto de asociaciones de familiares de enfermos de Alzheimer de España y del mundo, y dedica sus esfuerzos a la información, formación, apoyo y presentación del colectivo español de afectados, en el que incluimos tanto al enfermo como a su familia cuidadora.

Esta Asociación tiene como objetivo prioritario colaborar con la investigación biomédica en demencias y ayudar a todas las familias afectadas –hay unos 800.000 enfermos de Alzheimer en España– a afrontar el impacto de la enfermedad, a la vez que trata de sensibilizar a la opinión pública y las instituciones sobre la carga que supone atender al enfermo de Alzheimer y los altísimos costes sociales y económicos que ello trae consigo, reclamando de los poderes públicos la creación y desarrollo de recursos especializados en este tipo de demencias (ayuda a domicilio, centros de día, residencias, ayudas técnicas…) que garanticen una adecuada calidad de vida a los enfermos y a sus familiares cuidadores.

La llamada Ley de Dependencia supone la esperanza de que en un futuro no lejano puedan mejorar las cosas para todos los dependientes. No obstante, hay algunos puntos en esta ley que merecen la crítica de nuestro colectivo de afectados por el Alzheimer u otra demencia; entre los más destacables podemos mencionar:

1. La propia definición de la dependencia que recoge la ley, al basarse en las actividades básicas de la vida diaria y no en las instrumentales, deja fuera de la consideración de dependiente a los enfermos de Alzheimer en la primera fase, y casi en la segunda, de la enfermedad. Sin embargo, en estas fases también necesitan el cuidado diario y la presencia constante de su cuidador familiar.

2. El hecho de que la familia sólo vaya a ser escuchada pero no pueda decidir plenamente el tipo de servicio que desea para su enfermo.

3. La falta de presencia de lo sanitario, lo que acentúa la descoordinación sociosanitaria, a pesar de que todos los que trabajamos por el sector discapacidad hemos venido clamando históricamente por la necesidad de esta coordinación.

4. La imposibilidad de equidad en la distribución de los servicios en todo el territorio nacional.

Como se ve, son fallos importantes que pelearemos por que se vayan corrigiendo para poder llegar a disponer de unos servicios equitativos para todos.

La enfermedad del Alzheimer nos sitúa en una realidad dramática, agravada por las sombrías previsiones de crecimiento futuro, acorde con el envejecimiento poblacional. No obstante, AFALcontigo encara este futuro con optimismo realista y confía en que la investigación consiga, al fin, la conquista de esta enfermedad que golpea el cerebro del enfermo y el corazón de la familia. Mientras tanto, AFALcontigo continuará su labor como parte de ese gran movimiento social para la ayuda mutua. No en vano, Alzheimer se escribe con “a” de ayuda.

OTRA IGLESIA ES CREÍBLE… Y NECESARIA

Área de Mvts. Sociales de IBdM

Éxodo 95 (sept.-oct.’08)
– Autor: Área de Mvts. Sociales de IBdM –
 
El Área de Movimientos Sociales es un espacio de coordinación dentro de la Iglesia de Base de Madrid. Nace en su V Asamblea en julio de 2002 en el contexto del rechazo a la globalización capitalista y del grito del Foro Social Mundial celebrado en Portoalegre “Otro mundo es posible” y al surgimiento en España de un fuerte movimiento antiglobalización. Esta V Asamblea se comprometió como colectivo a formar parte de este movimiento de resistencia a la globalización capitalista, como forma de hacer real la afirmación de que otro mundo no sometido a este sistema económico es posible. Se comprometió por un planteamiento de coherencia con el Mensaje de Jesús que intentamos seguir. De esta manera recuperábamos el sentido de la Utopía de la opción por los pobres y renovábamos nuestra esperanza histórica.

En relación a la Iglesia jerárquica, nos hemos sentido siempre libres para hacer y pensar por cuenta propia y, si bien no hemos roto con los obispos españoles, sí hemos sido muy críticos –en la pequeña escala en la que nos movemos– con sus planteamientos.

En este contexto, nuestra imagen de marca como Cristianos de Base en la Comunidad de Madrid, ha sido de claro compromiso con los movimientos críticos con el orden social dominante –económico, político, ideológico– y de clara propuesta por otros mundos posibles, desde planteamientos de respeto a la diversidad, horizontalidad en los procesos de decisión y compromiso crítico por la justicia.

Nuestra presencia en muchos escenarios políticos y sociales de Madrid ha reflejado una Iglesia comprometida con la justicia y las realidades duras y difíciles para los más pobres. Nos sentimos implicados en los mismos procesos con otros muchos colectivos, porque estamos embarcados en una lucha constante contra la perversidad de este sistema que domina y aplasta a la humanidad. De ahí que seamos valorados y cuenten con nosotros en un amplio espectro social y político de Madrid. Estimamos que vamos haciendo más creíble este otro modelo de iglesia que se compromete humildemente, como levadura en la masa, en los procesos de luchas liberadoras.

Lo que nos define no es lo que somos, sino lo que hacemos y por qué lo hacemos. No tenemos ningún proyecto escrito, no ofrecemos tampoco ninguna declaración de principios, pero subyace en todas nuestras actuaciones una actitud crítica frente al sistema y un deseo de cambio, que no de mejora del mismo. Concretamente, y a lo largo de estos últimos años, hemos estado comprometidos en estas luchas, entre otras:

Contra la invasión y guerra de Iraq, de Afganistán y Líbano: nos hemos manifestado en la calle contra estas guerras imperialistas que tienen como objetivo el control y saqueo del petróleo y la dominación política de toda la zona.

Concentraciones ante la embajada de Israel a favor del pueblo palestino, porque no podemos admitir el dominio y el genocidio constante producido por Israel sobre este pueblo, apoyado por las fuerzas militares de EEUU.

Hemos ofrecido un debate abierto sobre el referéndum del Tratado de Constitución Europea en febrero de 2004, facilitando la reflexión sobre este Tratado del capital y de la guerra que nos querían imponer contra todo sentido democrático.

Luchamos con otros colectivos en contra de la privatización del sistema sanitario y en general de todos los servicios públicos. Organizamos con numerosos colectivos sociales críticos el “Encuentro de Movimientos Sociales de Madrid 2006”. Uno de los objetivos del encuentro era converger en la acción y reforzar las redes, plataformas y movimientos de transformación social.

Participamos en el Foro Social Mundial, descentralizado en Madrid, en enero de 2008. Hemos contribuido a las luchas en contra del Congreso Mundial del Petróleo, celebrado en Madrid en julio de 2008. Concretamente con el Encuentro Social Alternativo al Petróleo.

En solidaridad con los inmigrantes y junto a los numerosos grupos de los mismos que se reúnen en Lavapiés, nos manifestamos con ellos, unidos a la I Asamblea de Redes Cristianas y leímos un manifiesto a favor del reconocimiento de los derechos humanos. Seguimos en contra de esa Directiva de retorno (julio 2008) que ha elaborado la Unión Europea y que trata a los inmigrantes como una especie de subpersonas.

Participamos en las Marchas a Torrejón en oposición a la OTAN y en contra de las bases americanas que todavía se mantienen en nuestro país y que son plataforma de abastecimiento de los aviones americanos que operan en el Oriente Próximo.

Hemos estado siempre presentes en las manifestaciones a favor del pueblo saharaui, sojuzgado por Marruecos, aliado de EEUU, y que el Estado español ha abandonado hace ya más de 30 años.

Colaboramos con la plataforma “Quién debe a quién”, que lucha contra la pobreza, sus causas y las dependencias económicas y sociales que impone el capital por medio de los vergonzosos préstamos del Fondo Monetario Internacional y del Banco Mundial. La pretendida “ayuda” del capital a los pueblos empobrecidos en forma de deuda externa, además de producir un “desarrollismo” inaceptable, implantó en esos países las corporaciones transnacionales. No fue, por tanto, una exigencia de justicia, sino una estrategia capitalista para sacar beneficios.

Trabajamos, junto con otros colectivos, en la articulación de los movimientos sociales críticos de Madrid.

Los componentes del Área somos conscientes de que vamos construyendo el Reino de Dios, es decir, estamos ofreciendo nuestra pequeña aportación para ir haciendo posible la realidad de una sociedad alternativa. Nos insertamos en todos estos movimientos como ciudadanos de a pie, como levadura en la masa. A alguno se le ha oído decir “a este tipo de iglesia yo me apunto”. Nos parece que este tipo de iglesia ya va siendo creíble.

ESPIRITUALIDAD SIN EVASIÓN ACCIÓN DOBLEMENTE RADICAL

Ana María Schlüter Rodés

Éxodo 88 (marz.-abril’07)
– Autor: Ana María Schlüter Rodés –
 
En su momento fue muy importante descubrir, con ayuda de las ciencias, que en la raíz de los problemas sociales hay un problema estructural. Hay estructuras que reproducen constantemente situaciones de injusticia. Existe pecado convertido en estructura. Ahí no basta con zurcir el mantel cuando aparece un roto; es decir, es necesaria pero no suficiente la ayuda inmediata cuando hay hambre o pobreza de todo tipo. Cuando el entramado, no vale se ha de ir a la raíz y sustituirlo por otro nuevo, ha de trabajarse por un cambio estructural.

Pero ni siquiera esto basta. Muchos se han entregado con generosidad a la tarea, pero salieron quemados. A la hora de actuar, algo no respondía a la naturaleza humana, en el nivel antropológico se estaba pasando por alto y violando algo esencial, la dimensión espiritual del ser humano. Es necesaria además una segunda radicalidad, la de actuar desde las raíces del ser humano. De lo contrario se dan palos de ciego, uno se cansa mucho, se quema y su acción no lleva fruto duradero. Hace años, trabajando como secretaria en una Asociación de Vecinos de un barrio periférico de Madrid cuando surgían enfrentamientos en la junta directiva, se decía “nos estamos equivocando de enemigo” perdiendo fuerzas que estarían mejor empleadas de otra manera. Se hablaba de que alguien se “quería colgar medallas”. La acción basada en móviles egocéntricos se desvirtúa. Para que una acción sea verdaderamente eficaz es necesario que surja de un corazón liberado de ataduras interiores. Así se aprecia en Gandhi, en Oscar Romero y muchas otras personas que supieron entender y vivirlo así.

Se impone una doble fidelidad que consiste en responder desde el fondo del corazón, de el ser humano es libre de sí mismo, a la raíz de las interpelaciones que le llegan de su entorno, un entorno que hoy día adquiere dimensiones mundiales.

No se trata tampoco de irse al otro extremo, a una espiritualidad de evasión. Cerrarse a las interpretaciones, ni siquiera verlas o ignorarlas conscientemente, no es obrar desde el fondo del corazón sino desde el miedo o la comodidad. Se comprende que la situación crítica y vulnerable que se está viviendo en un mundo muy inestable y cambiante como el nuestro sea el origen de muchos miedos, sobre todo en una del parte de la Tierra que tiene mucho que perder; otros ya no tienen nada que perder.

El miedo también se explica por una situación peculiar que atraviesa actualmente la conciencia humana. Según J. Gebser nos encontramos en un momento de transición de la conciencia mental a otra conciencia, a veces llamada mística o espiritual o también integral, por englobar las anteriores conciencias mágica, mítica y mental. H.M.,Lassalle SJ escribe en su libro ¿A dónde va el hombre?: -“La vida espiritual que caracteriza al ser humano aún es muy débil. Falta mucho para que el hombre se convierta en el ser espiritual que está destinado a ser. Un largo camino nos queda por delante… por medio del cambio radical de conciencia”

En Occidente la urgencia se agrava por el hecho de que, aproximadamente desde el siglo XIV, la dimensión espiritual mística quedó cada vez más desde desplazada y marginada por las ciencias, hasta llegar al extremo de quedar en entredicho. El momento histórico actual, de un cambio de conciencia a nivel mundial, especialmente crítico en Occidente, va precedido, como en situaciones anteriores similares, por una etapa en que la conciencia que está en ocaso se manifiesta de forma desorbitada.

Esto trae consigo convulsiones sociales y ecológicas y produce una gran inseguridad. La tentación de agarrarse a lo conocido, a cosas, a ideologías, a fundamentalismos seudoreligiosos es grande y asoma por todas partes. Otra tentación es echar las tradiciones religiosas por la borda, por no encontrar en ellas el acceso al misterio. A veces en su lugar se acogen otras tradiciones religiosas, convirtiéndolas a su vez en ideologías, cuando podrían ayudar si se acogieran en profundidad.

Atrincherarse en ideas de una u otra forma no es el camino. El miedo es mal consejero. La solución no está en algo de fuera, ni siquiera en una religión si ésta se vive como mera creencia, sino en arraigar en lo que no cambia, que no es una cosa o una idea sino vida. Hay que descubrir el ser humano como templo del Espíritu y que el reino de los cielos está dentro, como dice el evangelio. Hay que saber que el tesoro familiar no entra por la puerta, como dice un maestro zen chino; el tesoro que el ser humano es de siempre, no entra ni por la puerta de los sentidos ni por la del entendimiento; está ya, y se descubre con una facultad que trasciende el entendimiento.

Artículo completo en edición impresa. Pídela aquí

LAICISMO Y LAICIDAD EN EL PENSAMIENTO BUDISTA

Antonio Mínguez Reguera

Número 80 (sept.-oct.’05)
– Autor: Antonio Mínguez Reguera –
 
“Mi reino no es de este mundo”.Esta frase evangélica, que la tradición pone en labios del propio Jesús y se convierte en lema del auténtico sentir del cristiano, puede servir, igualmente, como paradigma del espíritu budista. No en vano, según la historia o la leyenda -poco importa la diferencia enesta ocasión- Shidarta Gautama Sakyamuni, después Él, Buda, fue un príncipe heredero de un reino, que abandonó su palacio para seguir la vida de un asceta; estableciendo, con este gesto de desapego al poder terrenal, la renuncia como una premisa parael desarrollo del espíritu. Sihubiera considerado conveniente imponer sus enseñanzas mediante la influencia, protección o la autoridad del Estado no hubiese desdeñado su privilegiada situación como un medio para hacer llegar su palabra a un mayor número de seres. Sin embargo, eligió la vida errante y sencilla de un monje para transmitir sus Cuatro Verdades Nobles, y sólo a aquellos que, “no estando completamente ciegos”, estuvieran en disposición de escucharlas por su propia voluntad.

Desde sus orígenes en la India han transcurrido veinticinco siglos de budismo o, mejor, de “budismos”, un espacio de tiempo inmenso (considerado desde el cómputo humano). En este período se extendió por la vasta geografía de Asia, soportando los avatares históricos de formación y caída de naciones, imperios, gobiernos y culturas. Nació y se desarrolló en la India de los brahmanes. Se fundió con el pragmatismo de Confucio y la sutil metafísica de Laotse en la China. Convivió, sin rivalizar, con el sintoísmo de Amaterasu y el culto al emperador en el Japón hasta el extremo de dar origen al dicho de que “los japoneses nacen sintoístas y mueren budistas”. Y convirtió al Dharma a las misteriosas y terribles “potencias y energías” de las religiones animistas en los países delcentro y el sureste. Y, también, como no podía dejar de suceder,se produjo su reciente llegada e incorporación al sentir religioso y espiritual de ciertos sectores en las sociedades occidentales.

Dado su conocido carácter tolerante y apenas dogmático (aunque nunca perdió el sentido esencial de su doctrina), se fue imbricando en cada una de las sociedades y culturas a las que llegó, adaptándose, en las formas externas, a los esquemas y paradigmas imperantes. Por esta razón no es de extrañar que, a lo largo de su variada y compleja historia, no se librara del efecto transformador que los acontecimientos políticos y culturales ejercen sobre cualquier manifestación del pensamiento humano, incluido el hecho religioso.

Artículo completo en edición impresa. Pídela aquí

POR AMOR A LOS NIÑOS. A PROPÓSITO DE LOS ABUSOS SEXUALES A MENORES

Agustín Malón Marco

– Autor: Agustín Malón Marco –
Éxodo 82 (ener.-febr.’06)
 
1. De la pregunta

Lo que ha venido a denominarse el problema del abuso sexual infantil es en primer lugar un discurso, una narración. Será igualmente un hecho, una experiencia o un delito. Pero es también un discurso muy propio de nuestra época sobre el que merece la pena reflexionar.

Se trata de un discurso de perfiles bastante claros y que responde a intereses -ideológicos, políticos, sociales, económicos, profesionales, corporativistas, religiosos, etc.- que no es difícil desvelar y que en este texto apenas apuntaré. Se trata finalmente de un discurso de venganza y muerte, de emociones y arrebatos, de intolerancias y prisiones, de monstruos y víctimas.

Hoy la cuestión vendría a ser la siguiente: ¿Por qué no hacer el amor con aquellos a los que más amamos? ¿Por qué, pues, no amarse con los niños como nos amamos los amantes? A modo de resumen yo me atrevería a decir que lo que se ha hecho ha sido desviar esta cuestión central orientando el debate hacia lo que en sí es periférico mediante el uso de un señuelo para impedirnos ver ese otro problema de fondo.

El señuelo en este caso bien podría llamarse cebo o, mejor todavía, carnaza, pues ha consistido en el uso del morbo, la sangre y el regodeo en el sufrimiento, real o imaginado, para imponer un tupido velo que oculte aquella otra pregunta que sigue latiendo en el fondo del asunto: ¿Qué hay de malo en hacer el amor con los más jóvenes? Como dijo la antropóloga Mary Douglas, la atribución de peligro es un modo de colocar un tema fuera de toda discusión.

2. De los agresores

Es claro que la mayoría de nosotros no amamos a los niños como amamos a nuestros amantes. Los niños, de entrada, no son un objeto erótico habitual.

La dimensión erótica de los sujetos se configura según distintos parámetros entre los que están la edad y los caracteres sexuales a ella asociados.

Artículo completo en edición impresa. Pídela aquí

LA CONQUISTA DE LA LAICIDAD EN LA IGLESIA

Antonio Zugasti

Número 80 (sept.-oct.’05)
– Autor: Antonio Zugasti –
 
LLEVAMOS muchos siglos inmersos en una Iglesia claramente clerical. ¿Con qué resultados? Salta a la vista que estamos hoy asistiendo a un declive vertiginoso de la presencia cristiana en la vida de la sociedad. Otra cosa es precisar las causas. Cada uno buscará las que más cuadren a su forma de pensar. A mí continuamente me viene al pensamiento la advertencia de Jesús en el sermón del Monte: Vosotros sois la sal de la tierra. Y si la sal se vuelve insípida ¿con qué se la salará? Ya no sirve más que para tirarla a la calle y que la pise la gente. Esta Iglesia se ha vuelto insípida ante los grandes temas que angustian a la humanidad: la pobreza, la violencia, el afán de riqueza, la desigualdad creciente…Y al mundo no interesa una enorme montaña de sal convertida en arena.

Muchos y muchas cristianos y cristianas se están dejando la piel en la lucha junto a las víctimas de la Tierra, pero la Jerarquía, a pesar de sus solemnes declaraciones, da la impresión de que sólo se moviliza con todas sus fuerzas cuando se trata de su propio estatus. No se siente apremiada por las causas que hacen sufrir y morir a millones de seres humanos. Y los seres humanos responden volviendo la espalda al mensaje que esta Iglesia proclama.

Para volcarse en los problemas de la gente corriente hace falta que la gente corriente tome el protagonismo. Ya tenemos bastante con que una colección de célibes profesionales nos dé lecciones sobre la vida familiar. Es necesario conseguir la laicidad en la Iglesia. Me refiero a una laicidad entendida como contraposición al clericalismo tradicional. Y esa laicidad, como la libertad, no se otorga, sino que se conquista. La laicidad sería el primer paso de la libertad dentro de este modelo de Iglesia que hoy tenemos. Ya sé que el hablar de libertad en esta Iglesia levanta muchos recelos. Pero cuando Pablo nos dice que para ser libres nos libertó Cristo.Manteneos, pues, firmes y no os dejéis oprimir nuevamente bajo el yugo de la esclavitud, la aparición de esos recelos es precisamente señal de que algo no va bien, de que un poder de carácter muy humano ha hecho su presencia dentro de la Iglesia.

Sería una tontería pensar que con una estructura más laica tendríamos resueltos todos los problemas que afectan a la comunidad de creyentes en Jesús. Entre los laicos se puede dar un fundamentalismo feroz, lo mismo que hay clérigos que son apóstoles de la libertad. Y ningún tipo de organización garantiza la fidelidadal espíritu del Evangelio. Pero no cabe duda de que la estructura marca mucho, y un examen muy somero de la realidad actual de nuestra Iglesia nos está apremiando a intentar un cambio hacia una mayor laicidad.

Yo no dudo de que la mayor parte de los obispos y demás jerarcas en el fondo son buenas personas. Ahora bien, esta estructura eclesial jerárquica es evidente que no viene de Jesús. Se consolida en la Edad Media, cuando, según lo que nos cuenta la Historia, sería muy arriesgado decir que la mayoría de los papas y los obispos eran buenas personas. Y nosotros hemos heredado la organización que ellos nos legaron. Seguramente influyó la necesidad de defenderse del podersecular, pero la forma en que lo hicieron estaba demasiado contaminada por el poder al que querían oponerse. Está claro que ya vasiendo hora de cambiar.

Artículo completo en edición impresa. Pídela aquí

LA RELIGIÓN EN LA ESCUELA PÚBLICA EN ESPAÑA

Evaristo Villar

Éxodo 93 (marz.-abril.’08)
– Autor: Evaristo Villar –
 
I. ¿CÓMO ESTÁN ACTUALMENTE LAS COSAS?

Desde la Ley Orgánica 2/2006, de 3 de mayo, de Educación (LOE), y los últimos Reales Decretos –y sin contar con las adaptaciones respectivas de las Comunidades Autónomas que tienen competencia en la materia–, la religión en la escuela pública se ajusta mayormente a los siguientes puntos:

Es de oferta obligatoria por los centros docentes en el Segundo Ciclo de Educación Infantil, en toda la Educación Primaria, en toda la Educación Secundaria Obligatoria, y en el primer curso de Bachillerato, es decir, desde los 3 a los 17 años.

Es una materia opcional que presenta una “triple opción” a elegir: 1ª religión confesional en las diferentes versiones confesionales existentes, 2ª historia y cultura de las religiones, 3ª debida atención educativa (que no incluya contenidos curriculares asociados al área de religión o de cualquier otra materia del programa educativo). La 1ª y 3ª opciones se ofrecen a todas las áreas educativas desde la Educación Infantil, Primaria, Secundaria hasta el Bachillerato; la 2ª se ofrece exclusivamente a la Educación Secundaria Obligatoria, aunque se ha reducido su carga lectiva.

La determinación de los materiales curriculares y libros de texto de la religión confesional, aunque deben ajustarse a la Constitución y ser inspeccionados por la autoridad educativa, son competencia exclusiva de la(s) jerarquía(s) religiosa(s), que “no requieren autorización previa” para editarlos.

Religión e historia y cultura de las religiones son evaluables y computables, excepto “en las convocatorias en que deban entrar en concurrencia los expedientes académicos” (admisión de alumnos, ingreso en la Universidad, obtención de becas, etc.).

Los profesores de religión no son funcionarios docentes sino trabajadores contratados en conformidad con el Estatuto de los Trabajadores. Su propuesta y remoción (que, en cada caso, ha de ser ajustada a derecho) corresponde a la confesión religiosa. Últimamente han pasado del contrato anual (sin derechos asociados) al contrato indefinido con el estatuto jurídico correspondiente al mismo.

II. ACOGIDA CRÍTICA DE ESTE DISEÑO

En una sociedad como la española que camina abiertamente hacia la secularización y que, debido al creciente pluralismo cultural y religioso, necesita de un espacio “eminentemente laico” donde organizar su convivencia, es lógico que se haya recibido este marco para la religión en la escuela pública, diseñado por el Ministerio, con muy diferentes estados de ánimo.

Las mayores críticas se están centrando en la presencia de la religión “confesional” en la escuela y en la facultad otorgada a las jerarquías religiosas para nombrar profesores en un centro público.

En esta línea, para erradicar atávicos favoritismos y agravios comparativos con el pluralismo ideológico y cultural reinante, se considera necesario reenviar la religión, junto al resto de ideologías legítimas pero partidistas, a sus lugares sociales propios, dejando el ámbito de la escuela pública para la formación de los sujetos en los valores que son compartidos por el común de l@s ciudadan@s.

A este fin, no parece que proporcionen un contexto favorable ni los artículos constitucionales (ar.16.3 y ar. 27.3 ) ni mucho menos los Acuerdos firmados con la Santa Sede el 3 de enero de 1979, que, para muchos especialistas, son abiertamente inconstitucionales.

III. TRES POSIBLES SALIDAS

Antes de tomar postura sobre esta dimensión o problema que afecta directamente a la convivencia ciudadana, parece necesario que expresemos nuestro juicio sobre dos cuestiones, íntimamente relacionadas, que están al fondo del problema. La primera se refiere al “valor antropológico” que la religión tiene o deja de tener en nuestra concepción del ser humano; y la segunda –en el supuesto de que nuestra valoración fuera positiva– debería pronunciarse sobre la necesidad o no de enseñarla a nuestros niñ@s y jóvenes y al modo más correcto de hacerlo.

No tenemos espacio para traer aquí las múltiples aportaciones en sentido positivo y negativo que se han dado, desde nuestra misma cultura e historia, a la primera cuestión. Dado el pluralismo ideológico que estamos viviendo, nos serán siempre muy útiles y dignas de tener en cuenta.

Como mera ilustración quiero traer los testimonios de dos personajes nada sospechosos de apologismo religioso y mucho menos cristiano. El primero de Jean Jaurés, líder socialista francés y ateo declarado, exponiendo en una preciosa carta a su hijo la importancia del conocimiento del hecho religioso para la formación humana: “Querido hijo, me pides un justificante que te exima de cursar la religión… Este justificante, querido hijo, no te lo envío ni te lo enviaré jamás… Tengo empeño decidido en que tu educación y tu instrucción sean completas, y no lo serían sin un estudio serio de la religión… Porque la religión está íntimamente unida a todas las manifestaciones de la inteligencia humana; es la base de la civilización… No es preciso ser un genio para comprender que sólo son verdaderamente libres de no ser cristianos los que tienen facultad para serlo, pues, en caso contrario, la ignorancia les obliga a la irreligión” (citado por Rafael Díaz-Salazar, España laica, pp. 25-26).

El segundo, citado por este mismo autor en la p. 85, es un fragmento del intercambio epistolar que Ortega y Gasset, que siempre se cuidó de dejar clara su no pertenencia al catolicismo, con Unamuno a propósito de la publicación de éste en 1895 del escrito En torno al casticismo: “En España no habrá cultura mientras no haya lucha religiosa, dice usted; cuidado, escribe Ortega, … no la habrá mientras no haya teología y exégesis protestante española. Eso era ya así en el siglo XVI. Cómo no ha de serlo en el XX”.

Tampoco, desde un “estudio comparado del tema”, tenemos espacio para aportar los muchos datos que nos proporciona el contexto europeo. Para llenar este vacío me remito a las conclusiones de Díaz-Salazar en el libro antes citado, pp. 243-248: “El análisis comparado de la situación de la enseñanza de la religión en Europa nos lleva a establecer tres conclusiones: a) salvo en Francia, es una asignatura consolidada en el sistema escolar; b) es dominante la enseñanza confesional de la religión, y c) existen diversos modelos de configuración y organización de dicha asignatura”.

Desde estos planteamientos, nuestra reflexión y apuesta podría seguir el hilo de estas tres preguntas:

¿Cuál es nuestro grado de acuerdo o desacuerdo con el actual marco asignado por el Ministerio para la religión en la escuela pública en España?

¿Estamos de acuerdo o en desacuerdo con la campaña “La religión fuera de la escuela”? ¿Cuáles son nuestras razones?

¿Pensamos que la religión, como parte de nuestra cultura, debe estar integrada en el programa escolar y formativo de nuestr@s niñ@s y jóvenes? ¿De qué manera?

LA PESTE AVIAR: UNA LARMA SANITARIA QUE ENCUBRE GRANDES INTERESES POLÍTICOS

Antonio F. Muro

Número 84 (mayo-junio’06)
– Autor: Antonio F. Muro –
 
A punto de iniciar el éxodo vacacional la gripe aviar parece haber dejado de tener importancia en nuestras vidas. Salvo las molestias ocasionadas a la Guardia Civil que se vio obligada a montar dispositivos en torno a cada pajarillo muerto en la carretera, no parece que haya sido para tanto. Así que con cierta calma podemos hacernos ahora algunas reflexiones. ¿Quién es el pescador que más ha obtenido en este río revuelto? Los laboratorios Roche, fabricante del único fármaco reconocido como útil, el Tamiflu, y la empresa Gilead Sciences Inc. propietaria de la patente. ¿Quién forma parte del Consejo de Administración de esta última? El Secretario de Estado de Defensa de los Estados Unidos, Donald Rumsfeld. ¿Qué gobierno respaldó con más ahínco la solución del Tamiflu? El norteamericano. ¿Casualidad? Podría ser, pero lo cierto es que en la historia reciente de los Estados Unidos no es la primera vez que el nombre de Rumsfeld aparece vinculado a cuestionables decisiones de la Administración norteamericana sobre productos farmacéuticos.

La sensación de miedo por la gripe aviar que una política de comunicación irresponsable o interesada había venido manteniendo a lo largo del 2005, se vio completamente respaldada el pasado 1 de noviembre, cuando con todo el boato de una gran declaración pública, y rodeado de sus colaboradores de confianza George Bush hacía una declaración de influencia planetaria, en Bethesda, Maryland. De repente gente a la que creíamos seria y preparada se pasó quince días hablando de los millones de muertes, entre 5 y 150 millones que podía causar un virus que PUEDE mutar, pero que nadie aclara ni cuándo ni como. Y sobre todo se habló mucho de los antivirales. Un fármaco conocido como Tamiflu, comercializado por la empresa suiza Roche, fue presentado al mundo como la gran esperanza.

El Tamiflu (oseltamivir) un antiviral que no cura, que tan sólo alivia los síntomas de una gripe normal, que es improbable que sirva para un posible virus mutado -se precisará una vacuna concreta- se convirtió en unos pocos días en lo que la industria denomina un blockbuster o fármaco estrella, un medicamento capaz de alcanzar los 1.000 millones de dólares de facturación (más de 830 millones de euros) anuales, cuando en el 2004 el medicamento había registrado una caída en las ventas del 19% hasta los 254 millones de facturación.

GILEAD INCORPORATIONS ENTRA EN EL ESCENARIO

Poco tardamos en enterarnos que la empresa californiana de Biotecnología Gilead Sciences Inc., era la titular de la patente del Tamiflu, y que en 1996 llegó a un acuerdo con Roche para que fuera el laboratorio suizo el que lo explotara comercialmente. El New York Times revelaba el pasado 2 de febrero que el secretario de Defensa norteamericano, Donald Rumsfeld, es uno de los grandes accionistas en la actualidad de Gilead, y máximo responsable de la compañía desde el 97 hasta el momento de su nombramiento por George Bush. Según desveló el diario norteamericano sus acciones están presentes en cada una de sus declaraciones fiscales hasta la fecha. Lo cierto es que en un comunicado dado a conocer por el Pentágono a mediados de octubre se informaba que Rumsfeld no tomaría parte en ninguna decisión relacionada con los medicamentos designados para prevenir o tratar la gripe aviar, que pudiera afectar sus intereses en Gilead Sciences. En noviembre del año pasado la revista Fortune señaló que después de realizar diversas consultas jurídicas Rumsfeld había decidido no vender sus acciones para no ser acusado de información privilegiada.

Rumsfeld puede permitirse quedarse al margen de la toma de decisiones. Siempre estará ahí su amigo íntimo Dick Cheany, vicepresidente de Bush, y uno de los máximos beneficiarios por la presencia de los Estados Unidos en Irak. Nadie duda que ambos reman en la misma dirección desde hace años.

Artículo completo en edición impresa. Pídela aquí

LAS CONSECUENCIAS DE LA LEY DE MATRIMONIO ENTRE PERSONAS DEL MISMO SEXO

Beatriz Gimeno

– Autor: Beatriz Gimeno –
 
Hace poco más de un año que se aprobó en el Congreso de los Diputados la Ley de modificación del Código Civil en materia de matrimonio, que es como técnicamente se llama la ley a la que todo el mundo se refiere como la ley “de matrimonio homosexual”. Esta ley significa, en la práctica, acabar con la única discriminación legal que nos quedaba a gays y lesbianas para poder ejercer la ciudadanía plena. En esos días aparecieron en todos los diarios y revistas del país, y de fuera de él, multitud de reportajes, declaraciones, entrevistas, de distintas personalidades públicas y políticas que opinaban sobre la ley y sus consecuencias; sobre la enorme trascendencia social que tendría una medida de estas características.

Los políticos profesionales se han convertido en los interlocutores para todo tipo de temas que, finalmente, tienen que pasar por el Parlamento, lo cual, aunque previsible, implica una cierta injusticia con los verdaderos actores y actrices de cualquier proceso social. A veces pareciera que el responsable de una ley de este tipo es el Ministro de Justicia o, en último extremo, el Presidente del Gobierno de turno, ignorando que ambas figuras (o cualquier otra involucrada) son, en muchas ocasiones, el último eslabón, y no el más importante, de una cadena de voluntades que comienza muy atrás y que realiza todo el trabajo desde un lugar muy alejado del Parlamento: desde las asociaciones, desde el voluntariado. Este artículo es, por tanto, una reivindicación de los verdaderos protagonistas de este cambio: los y las activistas.

Las más importantes asociaciones que agrupan en España al activismo homosexual y transexual escogieron hace ya 14 años unirse en una Federación de carácter estatal que, respetando la idiosincrasia y la autonomía de cada uno de los grupos, fuera capaz de establecer un discurso político unificado respecto a las reivindicaciones más importantes. Una de las consecuencias de esa unidad fue la de cambiar la reivindicación tradicional establecida por algunos grupos más conservadores de una Ley de Parejas de Hecho por la de la igualdad completa, esto es, el matrimonio.

A partir de aquí, los políticos no nos han regalado nada. Hemos recorrido un largo camino en el que, en muchas ocasiones, nos hemos sentido muy solos. Hemos tenido que ganar primero el debate social para que los partidos comenzaran a fijarse en la justicia de nuestras reivindicaciones.

Artículo completo en edición impresa. Pídela aquí

ALGUNAS PREGUNTAS INCÓMODAS SOBRE EL SIDA

Alfredo Embid

Número 84 (mayo-junio’06)
– Autor: Alfredo Embid –
 
¿Cómo es que no nos hemos enterado de que hay cientos de científicos, incluyendo tres premios Nobel, que afirman que el virus del sida no causa el sida?

El cuestionamiento de la hipótesis oficial del SIDA procede de la elite de la ciencia ortodoxa.

Algunos de ellos redactaron un documento que todas las revistas científicas se negaron a publicar.

“La población en general cree que un retrovirus llamado VIH causa el grupo de enfermedades llamado SIDA. Muchos científicos bioquímicos ponen ahora en duda esta hipótesis. Proponemos que un grupo independiente adecuado dirija una reevaluación concienzuda de las evidencias que existen a favor y en contra de esta hipótesis. Además proponemos que se diseñen y lleven a cabo estudios epidemiológicos críticos”.

Grupo para la Reevaluación Científica de la Hipótesis del VIH/SIDA.

Los disidentes suman varios centenares de prestigiosos científicos oficiales, de diversas áreas como la inmunología, la biología molecular, la virología, la epidemiología, el derecho, las matemáticas, etc. incluyendo Premios Nobel. Han elaborado una crítica contundente de la hipótesis oficial que ha sido censurada por los medios de comunicación, incluyendo a los que se autodenominan científicos, como lo prueba el que no te hayas enterado ni siquiera de su existencia.

El presidente de Sudáfrica, Mbeki, escribió a Clinton y a otros presidentes del mundo una carta sobre su postura en el tema del SIDA, donde denuncia y critica la censura que se hace con los científicos disidentes.

“Es un hecho muy preocupante que podamos decir, en el mundo actual, que existe un punto de vista que está prohibido. Y eso se dice en nombre de la ciencia y la salud”.

Premios Nobel disidentes

- Dr. Kary Mullis, Bioquímico, inventor de la técnica de reacción en cadena polimerasa PCR para establecer test genéticos, por lo que se le otorgó el Premio Nobel de Química en 1993. Esta técnica ahora se usa mundialmente para medir la carga viral. Mullis ha denunciado que la PCR no sirve para contar virus. – Dra. Barbara Mc. Clintock, Cold Spring Harbor, por el descubrimiento de los Genes Saltarines. – Dr. Walter Gilbert, Boston, por el descubrimiento de la Secuenciación rápida del ADN. Algunos de estos científicos disidentes – Dr. Peter Duesberg, catedrático de biología molecular y celular en la Universidad de Berkeley, California, miembro de la Academia Nacional de Ciencias, descubridor de los genes del cáncer. Considerado por Robert Gallo como “el mejor especialista en retrovirus de su generación”, USA. – Dr. Roberto Giraldo. Catedrático de inmunología, especialista en enfermedades infecciosas tropicales, Colombia. – Dr. Gordon Stewart, epidemiólogo, consultor de la OMS, profesor emérito de salud pública en la Universidad de Glasgow. G.B. – Dr. Harvey Bialy, virólogo, ex editor científico de una de las revistas más importantes del mundo de Biotecnología, del grupo Nature: “Biotecnology”. USA – Dr. Harry Rubin, virólogo que ha sido profesor de muchos de los actuales virólogos del SIDA, miembro de la Academia Nacional de Ciencias, Univ. Berkeley. USA – Dra. Eleni Eleopulos, biofísica, bioquímica, Royal Perth Hospital, Australia. – Dr. Wieland, Instituto Max Plank, Heidelberg. Alemania. – Dr. Phillip E. Johnson, profesor de Derecho. Universidad de Berkeley. USA. – Dr. David Rasnick, biólogo molecular, bioquímico, diseñador de inhibidores de la proteasa. USA. – Dr. Etienne de Harven, profesor emérito especialista en microscopia electrónica. Francia. – Dr. Alfred Hassing. anatomopatólogo, microbiólogo, profesor emérito de inmunología. Berna. Suiza. – Dr. Charles Thomas, coordinador inicial del grupo, antiguo profesor de química biológica en la Universidad de Harvard que encabeza la Fundación Helicon, una organización de investigación sin beneficios de San Diego. USA. – Dr. R.C. Strohman, biólogo molecular, Univ. Berkeley. USA. Stroman de la Universidad de Berkeley, California, al jubilarse dijo: “Duesberg y todos los que cuestionan el modelo de que el virus VIH causa el SIDA tienen razón. Muchos científicos cuestionan la hipótesis ortodoxa de que el VIH causa el Sida pero no se atreverán a denunciarlo hasta que se jubilen”. Así que podemos esperar una epidemia de disidencia a medida que se vayan jubilando otros científicos.

¿Cómo es que los retrovirus que no matan a las células que infectan son acusados de ser los causantes del SIDA?

En 1971 el programa para buscar el origen vírico del cáncer lanzado por Nixon excluyó la investigación de las causas medioambientales: contaminación química y radiactiva.

El presupuesto se destinó sólo a la investigación de los retrovirus ¿Por qué?

Muy sencillo. Una característica de todos los retrovirus es justamente que no matan a las células que infectan. Esta es la condición indispensable para que un virus pueda producir un cáncer.

Uno de los principales disidentes el Dr. Peter Duesberg fue el primero en hacer el mapa genético de un retrovirus. Este programa generó una importante complejo industrial biomédico de “investigación”, que despilfarró millones de dólares y que en 1984 no había producido nada. El cáncer seguía aumentando y no se había podido demostrar que su origen fuera vírico. Pero las industrias no se crean para quedarse paradas…

¿Cómo es que no había ninguna publicación científica antes de que se anunciase al mundo que un virus causaba el SIDA?

El 23 de abril de 1984, Margaret Heckler, Secretaria de Sanidad y Servicios Sociales de los Estados Unidos y Robert Gallo, del Instituto Nacional del cáncer, anuncian el descubrimiento de que un retrovirus era la “probable causa del SIDA.”

Es un hecho que no había ningún trabajo científico publicado anteriormente a esta conferencia que lo demostrase, algo insólito en ciencia. De hecho, el especialista en retrovirus Peter Duesberg, me contaba hace años que “se enteró por la televisión”.

El dogma de que un virus el VIH causaba el sida se creó mediante una conferencia de prensa.

Resaltemos que el mismo día se patentaron los primeros TEST.

¿Cómo es que no existe ninguna publicación que demuestre que el SIDA está causado por un virus?

En 1988 el Premio Nobel, Kary Mullis, buscó cuál o cuáles eran los trabajos que demostraban que el virus VIH era la causa del SIDA. Realizó búsquedas en la literatura existente y consultó incluyendo al Dr. Luc Montagnier. A lo largo de dos años de investigaciones fue comprendiendo que “la campaña entera contra la enfermedad considerada con creces como la peste negra del siglo XX, estaba basada en una hipótesis cuyos orígenes nadie podía recordar. Eso desafiaba tanto al sentido científico como al común.”

Su conclusión inevitablemente fue la siguiente: “No hemos podido encontrar ninguna buena razón por la cual la mayoría de la gente sobre la tierra cree que el SIDA es una enfermedad causada por un virus llamado VIH. Simplemente no hay evidencia científica alguna que demuestre que eso es cierto.

Ni Duesberg ni yo podemos entender cómo ha surgido esta locura, hemos visto algunas cosas muy extrañas. Sabemos que errar es humano, pero la hipótesis VIH/SIDA es un error diabólico.”

¿Cómo es que los test del SIDA dan positivo en muchas otras circunstancias que no tienen que ver con el SIDA?

Artículo completo en edición impresa. Pídela aquí