ASPECTOS SOCIO-CULTURALES DE LA CONDUCTA SEXUAL

Santiago Frago Vals

Número 82 (ener.-febr.’06)
– Autor: Santiago Frago Vals –
 
I. SITUÁNDONOS DESDE LA SEXOLOGÍA

Entendemos por sexología la disciplina que estudia y trata de hacer inteligible el hecho sexual humano y sus manifestaciones. La sexología no es una moral sino una disciplina. La sexología ha conseguido que se haya pasado de “hablar de sexo” al “estudio de los sexos”; o lo que es lo mismo, se haya pasado de la morbosidad al conocimiento. _ Los profesionales de la sexología hablamos de los sexos, no del sexo como genital, reproducción, placer, enfermedad, delito, vicio o pecado. Hablamos del sexo como valor, como diferenciación. _ La sexología, en definitiva, es la ciencia que estudia el HECHO SEXUAL HUMANO Y NO EL DERECHO SEXUAL HUMANO. _ Esta realidad nos lleva a definir tres conceptos fundamentales en la ciencia sexológica: sexo, sexualidad y erótica. _ 1. SEXO (proceso y creación de las estructuras): De un modo simple diríamos que el “sexo se es”. El sexo constituye un proceso, una cadena de niveles (genéticos, gonadales, genitales, hormonales y biográficos) que nos hace seres únicos e irrepetibles. _ 2. SEXUALIDAD (vivencias): La sexualidad sería lo que “se vive”. La sexualidad, o mejor expresado, sexualidades, constituye la manera de vivir nuestro sexo, nuestro lenguaje interno. Modos de sexualidad masculino y femenino de cuyos encuentros o desencuentros derivan en homosexualidades o heterosexualidades. _ 3. ERÓTICA/AMATORIA (deseos y conductas)1: O lo que “se hace”, la conducta sexual que se expresa, el “habla sexual”. Erótica que plasmamos a través de deseos, gestos o fantasías. La consecuencia es clara: hay muchas lenguas, muchos dialectos…., infinitas eróticas.

II. ¿DE QUÉ HABLAMOS CUANDO HABLAMOS DE RELACIONES SEXUALES?

La sexualidad humana ofrece un privilegiado espacio de encuentros teñidos y tejidos de modo tridimensional: _ 1. Dimensión lúdica / recreativa o de placer. Relacionado con todo aquello que la sexualidad tiene de gratificante, placentero, divertido y saludable. _ 2. Dimensión convivencial / relacional. Relacionado con la magia del encuentro, con la comunicación de amores, sentimientos, afectos y emociones. _ 3. Dimensión reproductiva. Relacionado con el hecho procreativo, con el hecho de ser padres por decisión responsable y compartida. Términos y frases como “hacer el amor”, “tener relaciones sexuales”, “hacerlo”, “la 1ª vez”…., nos adentran en un mundo sexual lleno de equívocos, de restricciones, de limitaciones. ¿Por qué se confunden las relaciones sexuales con las relaciones genitales?; ¿por qué la 1ª vez hace referencia a la 1º vez coital?; ¿por qué mi 1ª vez tiene que ser la misma 1ª vez que la de los demás?; ¿por qué jerarquizamos los juegos eróticos?; ¿por qué existen juegos preliminares de 3ª división y juegos coitales de 1ª división?; ¿por qué un beso íntimo es menos “importante” que un coito, o no es así?. _ Las relaciones sexuales, entendidas, no como relaciones genitales sino como relaciones entre sexos, no sólo son algo que “se hace”, son fundamentalmente algo que “se vive”. En cualquier encuentro erótico (sexual) entre dos personas se dan o pueden dar cita no sólo dos labios, dos genitales, dos manos, dos pieles…, se mezclan sexos, sexualidades, eróticas…, en definitiva, dos biografías. Creo que lo trascendente no es sólo lo que los jóvenes hacen, sino fundamentalmente como da cual lo vive, qué significados le otorgan y qué valores, sentimientos y emociones se ponen en juego. _ A nivel social acontece una falsa jerarquización del “juego erótico”; se considera al primer coito como un acto de especial relevancia y cargado de mucho significado en la vida de una persona. El hecho de que la “primera vez” nos haga pensar en el primer coito y no en otra primera actividad sexual, pone de manifiesto que el resto de actividades sexuales son consideradas como conductas menores o sucedáneos. Y, además, se considera al coito como la frontera que separa la sexualidad completa de la sexualidad inmadura o incompleta.

III. DE LA EDUCACIÓN SEXUAL AL COMPORTAMIENTO SEXUAL

Mi trabajo habitual de campo, impregnado de dinámicas anárquicas, inevitables en mi trabajo diario con gente joven,… me ha permitido y permite estar en contacto con sus emociones, complicidades, expectativas, desasosiegos y deseos. _ Con todo, el radiografiar la erótica o comportamiento sexual de los jóvenes españoles excede de las posibilidades de este artículo que no tiene pretensiones de estudio de investigación sociológica. Por ello intentaré apuntar claves, indicar tendencias, comentar variables comparativas, señalar inquietudes y anotar sus diversas formas de amar más significativas. _ Dentro de los tres registros que dan cuerpo teórico a la sexología, nos centraremos en este Punto de Mira en la erótica o comportamiento sexual. _ Antes de adentrarme en lo relevante de la erótica de los jóvenes en los últimos 30 años deseo teorizar brevemente sobre el amor y la erótica, describiendo la cronología secuencial de ambos valores.

Artículo completo en edición impresa. Pídela aquí